Te amo

633 77 70

    — ¿Alguien me llamó? — pregunté a James quien acababa de colgar mi teléfono.

— Sí — titubeó un poco  — era Grant.

    — ¿Qué? — volví a cuestionarle.

— Era Grant y yo le dije que no querías hablar con él.

— ¿Qué era lo que quería que más le dijiste?

— Tranquila, solo le dije que aún no estabas lista y sólo llamo porqué los medios piensan que nosotros salimos y quería reclamarte eso.

— Es un cínico.

— Lo sé y también se lo dije.

— James creo que esto no es bueno, él sabe con quien estoy estoy segura que vendrá por explicaciones, tendré que confrontarlo y no quiero decirle lo de Alex, aún no estoy lista para hablar sobre eso, además no sé como lo vaya a tomar.

— Recuerda que él no quería hijos.

— Tienes razón pero creo que hay una gran diferencia entre no tenerlos jamás y tenerlos y haberlos perdido, conozco a Grant y su pequeño corazón de pollo, le dolerá. Aunque el no quisiera ese bebé era parte de él y no fue justo la manera en la que Alex se fue.

James me abrazó y trató de tranquilizarme, pero la verdad, estaba histérica. Después de un par de días con los chicos en su mundo de color rosa volvía a aterrizar a la realidad. A mi cruda, fría e injusta realidad.

— ¿Sabes que vas a decirle? — preguntó preocupado.

— La verdad.

— ¿No crees que lo tomé a mal que te hayas ido aún sabiendo la condición de su hijo?

— Ya le he mentido bastante James, esto no te incumbe no eres el padre — grité un poco desesperada.

— Tienes razón, siempre quise lo mejor para ti y tu bebé. Pero ya veo que a pesar de todo el esfuerzo que haga  Grant siempre va a estar en primer lugar, no importa que tan idiota y patán sea contigo, tu siempre lo vas a preferir a él.

    — James, disculpa yo no...

— Solo dijiste la verdad, fue fría y cruel pero es lo que es. Y yo dormiré con los chicos esta noche, es mejor que mantengas tu privacidad y si Grant llega puedes irte con él.

— Yo no quiero irme, quiero quedarme — dije de repente.

— Quieres quedarte, ¿enserio? ¿para qué? Para que te cuide y me utilices cuando te sientas mal, aun que sepas que en verdad te amo.

— Yo no tenía idea.

— Todos a nuestro alrededor se dan cuenta, solo que tu estabas tan sumergida en tu vida feliz con Grant que no te dabas cuenta, fui tan estúpido al creer que tenía alguna oportunidad contigo, que descanses.

— James no te vayas por favor, no me quiero quedar sola — sollocé.

—   No te preocupes mandaré a alguno de los chicos para que se quede contigo.


James salió del autobus y se llevo algunas de sus cosas.

Me sentía tan mal conmigo misma, no podía asimilar lo que estaba pasando, le había roto el corazón a James quien no se lo merecía en lo mas mínimo, había huido de Grant y ahora tenía que confrontarlo y decirle toda la verdad. Esto parecía una historia de drama y al parecer a la autora le gustaba hacerme sufrir.

Tal vez salir corriendo y caer en los brazos de James buscando que me protegiera de todo no fue buena opción, había involucrado a terceras personas que no se merecían una gota de mi desgracia. 

Y así podía pasar horas haciendome sentir más miserable pero muy en el fondo sabía que esa no era la solución. Así que ¿qué debía hacer?



¿Qué les pareció? ¿Les gusto? No se olviden dejar sus comentarios y sus votos ya saben que los leo todos.

Próximo capítulo por fin aparece Grant, ¿quieren saber que pasa? No dejen de leer!

Preguntas random:

¿Qué edad tienen? Yo tengo 18 y estoy apunto de cumplir los 19.

¿Cuánto miden? Yo mido 1.55 jaja soy demasiado bajita!

Los escribo pronto...

No eres el mismo¡Lee esta historia GRATIS!