Apoyo

577 63 6


By Hinata

- ¿Así que piensas huir?- Detuve mi llanto por la sorpresa de saber que no era la única en mi oficina. Karin y Temari estaban ahí, esperándome- Según se no eres una persona cobarde Hinata- Me enfrento Temari mientras yo las miraba de frente y olvidándome de las lagrimas.

Karin salio de las sombras.

- La rubia malhumorada de acá y yo tomábamos café mientras tu hablabas con el tal Neji, pero antes de poder hablar contigo paso todo el drama en la sala de reuniones.

Abrí mis ojos con sorpresa. Me habían escuchado. Todo se derrumbaba. Parpadee varias veces intentando encontrar las palabras acertadas pero siempre he sido pésima mintiendo. Solté el aire que estaba reteniendo, necesitaba soltar todo.

- Si quiero huir. Necesito hacerlo- Me trague el nudo que se formo en mi garganta y seguí con dificultad- Es lo mejor.

Ellas se miraban entre si como si mantuvieran una especie de dialogo mental y yo desvié mi mirada hacia una vieja fotografía del colegio en la que estaban todos, menos yo, recuerdo que habían planeado hacer una fotografía en honor a nuestra amistad y a que el grupo había crecido cuando llegaron los hermanos de la arena Temari, Kankuro y Gaara. Ese día mi padre me castigó aunque ya no recuerdo porque fue, al final no asistí al encuentro y ellos tomaron la foto sin mi. Todos tenían una igual y yo decidí sacarla y guardarla como recuerdo, un recordatorio que sin mi las cosas no son diferentes y nada cambia. La empresa seguiría bien sin mi, tan bien como salio esa foto sin mi presencia.

Temari me saco de mis pensamientos haciendo que pusiera mi atención ellas.

- Querrás decir lo mejor para ti- Me levante del piso. Controle nuevamente el dolor mientras ella seguía mirándome- ¿Que te hace pensar que las cosas sin ti estarán mejor?

Les sonreí, eran buenas al preocuparse por mi y era una buena sensación, saber que no estaba tan sola como pensaba que lo estaba.

- No he dicho que las cosas estarán mejor- Les respondí- Pero no cambiarán, todo sera igual para todos.

- Menos para ti- Completo Karin- Creo que entiendo lo que quieres decir- Me sonrió- No te rindes, pero la batalla cambiara de soldado.No serás tú quien luche esta vez- Movió la cabeza de un lado a otro como si la situación le resultara ligeramente divertida y se acomodo las gafas. Temari también sonrió y la tensión desapareció- Bien hora de almorzar- Nos tomo a ambas por los brazos y salimos de la oficina, riendo bajo.

No entendí bien el análisis de Karin y Temari sobre mi decisión pero no lo refute y siendo honesta no quería pensar en nada por una vez, no quería entender que significaban sus palabras, solo sentía paz conmigo misma y no quería cambiar eso por pensar de más, me alegraba tener su apoyo y nada más, tenerlas a ellas, compartir sonrisas y olvidarme de todo lo demás. No estaba siendo juzgada y tampoco me reprocharon ni intentaron disuadirme, mientras almorzamos juntas, la charla se lleno de risas e indiscreciones sobre Sasuke y Shikamaru. Al parecer Karin no tenía sentido de la vergüenza mientras hablo con todo detalle sobre como se aprovecharía de Sasuke mientras estaban de misión que daría inicio en un par de días.

- No le he dicho, pero no me interesa. La fachada de amantes es más solida y placentera- Todas reímos, al parecer Karin no sabe lo que es sonrojarse.

Temari por otro lado nos contaba que Shikamaru además de ser un relajado, era muy mandilón. El carácter que tiene la rubia nos hacia pensar en un sin fin de situaciones en las que dábamos por hecho que era ella quien llevaba los pantalones en la casa. Fue una liberación de estrés más satisfactoria que llorar en mi oficina mientras pasaba la hora del almuerzo como había planeado. Ni con Ino sentí tanta libertad, tal vez por el hecho que Sai además de ser su novio, era muy cercano a Naruto ya que vivían juntos y eso me hacia restringir un poco. Naruto, siempre seria él.

- Naruto me dijo que no sabía, porque, no quería perderme- Solté sin darme cuenta de lo que había dicho y arruinando el nuevo ambiente que nos cubrió de risas durante el almuerzo, el silencio reino nuevamente por un par de minutos y luego Karin tomo mi mano para captar mi atención.

- Eso es algo que el imbécil de mi primo deberá descubrir solo- Le sonreí, significara lo que significara, tenía razón. Eso era algo en lo que no podría ayudarlo.

- ¿Que opinan de una noche de chicas?- Pregunto Temari, el brillo en los ojos de la pelirroja y su sonrisa traviesa me indicaba que era lo mejor que podía hacer por ahora. Soltarme y ser yo sin mis propias inhibiciones. Asentí con diversión. Me entusiasmaba la idea de no tener ni la menor idea de que estaban planeando. Esas chicas eran muy poco predecibles, y eso era lo que necesitaba justo ahora. No trabajo, ni llorar. Siempre fui más cercana a Kiba y Shino por lo que no sabía bien como ser amiga de una chica, pero ahora lo estaba descubriendo y no podía estar más feliz con los resultados. Acordamos salir juntas a las 9 pm, según Karin necesitamos una instrucción en cuanto al maquillaje así que nos veríamos primero en mi casa para que nos iniciara en ese ámbito que Temari ni yo dominamos. No entendí para que una hora de antelación para arreglarse, no imaginaba que podía ser tan complicado. El tiempo paso rápido en la oficina, no vi a Naruto y eso me brindo un triste alivio. Tenía mucho papeleo por revisar, la información de Sasuke sobre los Akatsuki era amplia y detallada. Estaba concentrada hasta que Ino irrumpió en mi oficina como un tornado.

- ¡Me ibas a dejar solita hoy!- Me reclamó- ¡Soy una chica! Invítame a la noche de chicas- Ya comenzaba a sacudirme y yo no podía contener mi risa, como si pudiera evitar que ella fuera.

- Claro que iras, te estas quedando conmigo rubia- Le solté entre risas mientras ella me abrazaba como loca.

.

.

.

Continuara

Los amo <3

Espero lo hayan disfrutado, déjenme su amor entre comentarios y estrellitas.

Un fuerte abrazo y gracias por leer mi historia.


No huyas  [NaruHina]Read this story for FREE!