Cap.21 La verdad "Part1"

1.4K 78 1

Todo fue como la vez anterior mareos y vomito, ¿podria ser de nuevo? Solo llevaban un año las gemelas, y yo ya probablemente ya estaba embarazada de nuevo ¿seria posible? ¿Abrá sido la vez que estuvimos juntos en la Playa?

Sebas estaba trabajando, decidí ir a la Farmicia y compre una prueba de embarazo.
Corrí rápidamente a hacermela
Dios no lo podía creerme, positivo, dos rayas violetas se marcaron en aquel plástico.
Estaba feliz pero a la vez preocupada, me eche a llorar, iba a tener otro bebé, estaba encerrada en el baño, sentada encima de la tapa de la taza cerrada, con mis rodillas abrazadas entre mis brazos, y mi cabeza echada abajo mientras lloraba, comencé a sobar mi vientre.

Tenía razón mi vida avanza muy rápido ya tenia 22 años y ya iba por mi cuarto hijo, mi segundo embarazo. Las cosas iban tan deprisa que recuerdo como si fuera ayer cuando dejaron a mi Sofia en la puerta de mi casa.

Las niñas estaban durmiendo,
me recoste en mi cama comencé a sobar nuevamente mi vientre comencé a hablarle a mi bebé
"¡Hola amor! ¿Como éstas ahí abajo? Espero este muy cómodo porque desde ahora voy a comenzar a llenarte de amor, aunque todavía no se si eres niño o niña, te amo tanto pequeñin (bese mi mano y puse sobre el)" en eso escuche a Sebas llegar, corrí de la emoción y me lance con tras el, el me sujeto y lo llene de besos por toda la cara.

Nos sentamos en el comedor, lo miraba fijamente. El se comenzó a sentir nervioso

Sebas: Kar....la
Karla: ¿que te pasa amor, sucede algo? (Entrelazo su mano con la mía) Dime puedes contar conmigo
Sebas: No quiero que agas nada hasta que acabe de hablar ¿okey?
Acerté con la cabeza, comenzó a preocuparme por el modo de seriedad que utilizó

Sebas: Cuando tenia 22 años, conocí a una chica de cual ella se enamoro pérdidamente de mi, yo me aproveche de ella diciendole que sentía lo mismo pero en realidad nunca fue así, solo quería tenerla en mi cama.
Y así fue unos tres meses después ya estábamos en la cama, después yo la bote a ella su corazón se había roto, luego de dos meses te conocí, estaba sentado al fondo de una cafetería cuando te vi entrar a ti, con tu hermoso pelo largo color castaño, tus ojos azules que dejaban en shock a cualquiera,  y tus largas pestañas que al parpadear resaltaban más, en unos cuantos momentos me había enamorado pérdidamente de ti, te comencé a seguir, supe donde vivías, donde trabajas, a donde te gustaba ir los sábados por la mañana, cual era tu café favorito para tomar antes de ir al trabajo, sabia cada uno de tus horarios, me había vuelto un acosador locamente enamorado, pero lo peor es que tu nunca notaste mi presencia era muy tímido para iniciar una conversación contigo.
Un día estaba apunto de irte a verte antes de ir al trabajo, pero después de abrir la puerta de mi casa estaba aquella chica de la que una vez me había burlado de ella, tenía una bebé entre sus brazos
Ella: (me miro con cara de disgusto) Así como tu me votaste yo te vengó a votar lo que tu me dejaste.
Dejó la bebé entre mis brazos y se fue, y yo seguí en shock, cuando me di cuenta ella estaba cinco pisos bajo de mi, escapando subiéndose a un taxi, comencé a seguirlo en mi coche mientras la bebé seguía en mis manos, se detuvo en un aeropuerto en el cual se bajo y corrió con sus manos llenas de maletas corría lo mas rápido que podía, yo igual que ella también comencé a correr pero antes de que ella lograra entrar a la zona en la que se encontraba el avión la jale de la muñeca y le dije con mis ojos llenos de lágrimas
"Por favor no te vallas, no la dejes"

Mi Razón De Ser¡Lee esta historia GRATIS!