Sin Título

4 0 0
                                                  

El Sr. Foster, el Sr. Conejo, el Sr. desconocido con rostro de equino, el Sr. Efeblum y otros invitados especiales se reúnen a la mesa de té en un lugar desolado y boscoso para discutir sobre asuntos triviales y de poca importancia, con fastidio y sin aparente sentido en nuestra dimensión, pero altamente interesantes y con gran efusividad para ellos en su propia dimensión.

El Sr, Foster "lidera" la discusión al frente de la mesa, mientras unta mantequilla rancia en su rebanada.

Permanece callado y su rostro denota cierto aire de desdén y superioridad que no son verdaderos. El Sr. Conejo permanece a un extremo de la mesa, con su monóculo y su sombrero verde escarlata habla sobre ciertos temas que lo han dejado perplejo días anteriores.

El Sr. con rostro de equino, que parece muy irreal, afirma lo que acaba de mencionar el Sr. Conejo, mientras igualmente se dispone a untar jalea de calabaza en su mitad de pan lisérgico y coloreado de los siete colores más brillantes y chillantes del arcoiris. Él está colocado a un lado del Sr. Conejo.

Mientras, el Sr. Efeblum, coloreado de morado adiamantado y rayas como de tigre, sin embargo su aspecto es el de un paquidermo; él toma un sorbo de la taza metálica color gris con su trompa que contiene té excesivamente caliente, pues acaba de ser preparado por el Sr. Foster. Galletitas, toda clase de jaleas y cremas, condimentos y utensilios psicodélicos adornan la mesa con refulgentes tonos musicales y elegantes colores.

La tertulia es sumamente llamativa, pues conversan sobre los sucesos que acontecen en la dimensión exterior respecto a la suya; con cierto acento desdeñoso y provocativo. Pero para ellos es una charla informal y nada controversial.

Los vapores colorados y las risas de mofa se elevan sobre un tapete de hojarasca de otoño y a mitad de un bosque caducifolio totalmente cafézusco. Quien lo viera, parecería observar la típica escena novelesca de Alicia en el país de las maravillas. Pero no es así. Aquí no hay lógica.

Además, esos no son sus verdaderos nombres, no. El Sr. Conejo es el Sr. Edward Cope; el Sr. con rostro de equino es el señor Edward Drinke Forman; el Sr. Efeblum es Efeblum Eenataniel; el del Sr. Foster es Edgar Mkwiliam Foster.

Sueños extraños, poemas, canciones y otros cuentos variadosDonde viven las historias. Descúbrelo ahora