Mal comportamiento

2.1K 276 301


Aviso: contenido +18, me da que lo que he escrito es prácticamente porno.

Por otro lado, no pongo que es un one shot porque puede que escriba algo más en algún momento.

~~~

—Siéntese, señor Jung.

Hoseok se sentó en la silla situada en frente del escritorio. Observó curioso a su alrededor y no pudo evitar pensar que a aquella habitación le faltaba algo de decoración porque parecía un sitio algo frío tal y como estaba. Miró a Jimin poniendo su mejor carita de cordero degollado. Era absolutamente consciente de que había sido citado en el despacho del director porque últimamente se había saltado las clases de matemáticas con demasiada frecuencia. Afortunadamente, su director no era otro que Park Jimin, quien casualmente también resultaba ser su profesor de Educación Física.

Y Hoseok se había dado cuenta de cómo lo miraba a veces aquel hombre. Sin ir más lejos, le había visto de reojo mirándole el culo mientras se mordisqueaba sutilmente el labio inferior un par de veces en un día hacía una semana. Y él estaría mintiendo si dijera que no había pensado en aquel hombre esa misma noche cuando estuvo solo en su habitación.

Así que ahora realmente esperaba que su expresión suplicante lo sacase de aquel lío, porque él sabía que podía ser encantador y si el director tenía una debilidad por él... Bueno, eso sólo haría las cosas más fáciles.

—Bien, señor Jung, ¿sabe por qué está aquí?

El chico dirigió su mirada al suelo.

—N-no estoy seguro, señor Park.

Hoseok se las arregló para que su voz sonase llena de inocencia y arrepentimiento.

—Sí sabe que viene aquí a estudiar, ¿verdad?

Hoseok miró a Park Jimin a los ojos. Si tenía que ser sincero, aquel hombre era seguramente el hombre más guapo que él había visto en toda su vida. No era capaz de entender del todo cómo alguien con un rostro de facciones tan angelicales conseguía poner un semblante tan serio. Y tan sexy.

Tuvo que apartar esos últimos pensamientos de su mente, pues el director llevaba unos diez minutos sermoneándole sobre la importancia de sus estudios y él sólo había sido capaz de concentrarse en imaginar lo bien que se sentirían aquellos gruesos labios sobre los suyos.

—¿Está tan siquiera escuchando lo que le digo?

—Pe-perdone.

El director suspiró profundamente y miró a Hoseok mientras apoyaba los codos en la mesa, descansando su mejilla derecha sobre una de sus manos, su mirada analizando cada detalle del rostro de Hoseok.

—Es usted un verdadero desastre, ¿no le parece?

La expresión de Hoseok cambió de repente y su mirada se oscureció ligeramente. Realmente no soportaba cuando los profesores hablaban de él de aquella forma, porque él no era ningún desastre, simplemente sabía qué cosas le interesaban demasiado bien.

—Perdone, señor Park, pero creo que esa afirmación no es justa.

—Oh, ¿eso cree? —Hoseok empezó a sentirse verdaderamente enfadado cuando, al mirar al director, vio una sonrisa de superioridad en su rostro. —Bueno, señor Jung, yo diría que suspender exámenes, saltarse las clases de matemáticas durante un mes e incluso meterse en una pelea no es precisamente la definición de estudiante ejemplar.

Al escuchar las últimas palabras del director, Hoseok sintió que estaba a punto de perder los estribos. Quizás él no era el mejor estudiante, pero lo hacía lo mejor que podía. El único problema era que últimamente no conseguía centrarse, ya que había empezado a cuestionarse cosas como por qué tenía que asistir a clases de matemáticas si las odiaba y no las iba a usar en el futuro. Empezó a presionar sus labios inconscientemente, su rostro adquiriendo una expresión de visible molestia.

Sorry, mister Park (Jihope)¡Lee esta historia GRATIS!