Karin ¿amiga?

714 63 5


Volvemos a la narración de Hinata

Se supone que yo seria el apoyo de Sasuke para darle sentido a su escape, no podía ser de un día para otro y menos sin ayuda, no le creerían y se vería inmediatamente como un agente nuestro y no era la imagen que necesitamos, pero justo ahora en la oficina de Sasuke, Naruto me mira con el ceño fruncido y se opone completamente a la opción de involucrarme en esta misión.

- Este sera el ultimo mes que trabaje con todos y me interesa esta misión- Declaro, completamente segura de mi misma como sé, no lo he sido antes.

- Lo siento, no es una opción- Carraspeo incomodo- Ya tengo a alguien como compañera para el Teme, debe de llegar pronto- Miro a Sasuke y luego su reloj para finalmente fijarse en mi con una emoción en sus ojos que no logro descifrar ¿temor?- Y... tampoco quiero que este sea el ultimo mes que estés conmigo...y con los demás- Termino rascándose el cuello y desviando la mirada.Nunca había visto a Naruto avergonzado por nada. Mucho menos había visto a Sasuke con una expresión divertida, era un poco escalofriante a decir verdad, esa ligera sonrisa silenciosa, era muy extraño como si compartiera un secreto con Naruto.

Mis pensamientos pronto fueron aturdidos por la forma en la que alguien azoto la puerta de la oficina y entro abruptamente, la pelirroja con gafas, vestía una camisa profesional pero en vez de llevar una falda de oficinista tenia unos pantalones bastante cortos. El fuerte golpe que le asentó al rubio de mis sueños y pesadillas me hizo brincar ligeramente. Me sorprendió, pensé que lo abrazaría o algo así. Aleje los pensamientos dolorosos intentando convencerme que la felicidad de Naruto era lo importante, el rubio prefería las mujeres con carácter, Sakura siempre y hace unos años que se brindo una oportunidad con otra chica de fuerte o mas bien agresiva personalidad, una rubia llamada Shion con quien las cosas no salieron bien al final.

- ¡¿En serio Kurama 7am?! ¡La maldita alarma no se apaga! ¡¿Como demonios hiciste eso?!- Estaba enfadada y sentí la necesidad de intervenir para salvar a Naruto en cuanto vi que el tono bronceado de su piel se había puesto casi tan pálido como la mía. Aclare mi garganta para que se fijara en mi y le hable amablemente.

- Buenos días, supongo que como has llamado a Naruto por su nombre clave, eres la agente que hará de compañera de Sasuke. Yo soy Hinata o si prefieres usar mi nombre clave llámame Hime- Le sonreí, ella se aparto de Naruto lo que le permitió respirar con tranquilidad y se dispuso a observarme o mejor dicho inspeccionare de arriba a abajo.

-Así que tu eres Hinata- hablo suavemente como si me evaluara y finalmente curvo su boca en lo que supuse debía interpretar como una sonrisa y me extendió su mano- Soy Karin. La chica sigue empeñada en salvar tu trasero primito.- Hablo sobre su hombro y bufo un poco al notar el rubor que era muy evidente en mis mejillas cuando acepte su saludo.

Me relaje, eran familia. Quería la felicidad de Naruto pero definitivamente me tranquilizaba no tener que verlo con otra chica, me soltó y Naruto le cedió su asiento en un intento por alejarse de la amenazante vibra que trasmitía su prima, reí bajito ante eso pero el me noto y me dedico su sonrisa, esa sonrisa tan maravillosa que lo hacia brillar como el mismísimo sol, aparte la mirada avergonzada y Karin se dirigió a Sasuke.

-¿Tu apodo?- inquirió ella.

-Ninguno. Dime Uchiha- soltó sin expresión el azabache.

-Estas bueno Uchiha- De pronto sentí que era hora de salir de aquí, mire a Naruto y supe que el también se sentía de la misma forma. Inmediatamente Karin miro a Naruto y dijo- Me lo voy a coger.

- Bien esa es la linea para huir de aquí ¿Vamos Hinata?- Asentí rápidamente, era demasiado incomodo estar en medio de esa situación. Se estaban mirando, sin fijarse en nuestra salida. Pero antes de salir, Sasuke habló por primera vez.

- No es lo único de lo que estas huyendo Dobe- Sentencio, apartando la mirada de Karin para fijarse en nosotros. Definitivamente era una situación incomprensible para mi y según observe igual de confuso al profundo mar en los ojos del rubio que me cautivaba a cada segundo sin que yo pudiese evitarlo. Cerro la puerta y bajo la cabeza suspirando.

- Karin es una maldita loca. No le prestes atención- La apreciaba pero su carácter lo hacia temblar, ciertamente era gracioso y confuso. Le sonreí- Gracias...por intervenir- Por  un momento sentí que se refería a algo más que la situación con Karin pero decidí no pensar más en eso- Después del almuerzo hay una reunión de personal, hable con Kakashi y me recomendó hacer cambios en los equipos de trabajo después de hablar y escuchar las versiones de todos. Así que no faltes Hime- Me dedico una mirada de suplica y yo me sentí desfallecer, como decirle que no a esos ojos, tan irresistibles como el mar. Tenia una fuerte debilidad por él, no podía negarlo.

- Esta bien. Los escuchare- de pronto una duda me invadió y un intenso escalofrió me recorrió todo el cuerpo-¿Con quien...me asignaras?- trague saliva con nerviosismo. La idea me cruzo como un rayo por la cabeza y me produjo un nerviosismo que me hizo temblar. Se tardo un poco en responder.

- Conmigo- Perdí el aliento y me quede paralizada por su declaración. Habia soñado antes estar en el mismo equipo de trabajo de Naruto pero ahora me entusiasmaba de la misma manera en que me cubría de miedo. El noto mi tensión- ¿Te molesta?- Me cuestiono y respondí de inmediato con nerviosismo, no había manera de negarme si podía pasar el ultimo mes de trabajo a su lado. Pasar los últimos días junto al hombre que amo y que en poco tiempo no volvería a ver.

- No. Para nada. No es eso- Lo mire, mi forma de responder lo confundió- Lo siento. Me sorprendiste- Admití y el me sonrió divertido. Cada fibra de mi ser reaccionaba a él. Alejarme de el me mataría por dentro.

.

.

.

Continuará

Espero que les guste. Dejen sus comentarios y estrellitas si así es. Un abrazo <3

No huyas  [NaruHina]Read this story for FREE!