~Capítulo ocho~

35 4 0

—Buenas tardes, a todos nuestros televidentes, y a los que nos escuchan por radio también. Hoy tenemos el agrado de tener un invitado muy popular. Es la estrella pop del momento, hace un año viene trabajando duro, para llegar a donde hoy se encuentra. Sí. Con nosotros Scarlett Johnson—escuché por los altavoces al conductor del programa presentándome, lo que indicaba que debía salir a escena. Toqué mi cuello, pero no había nada allí. El colgante, estaba en algún recondito lugar de la casa de Niall. Perro tonto.

—Es tu turno—me habló una de las coordinadores. Asentí y caminé hasta donde había sillones.

Los aplausos se hicieron llegar a mis oídos.

—¡Buenas tardes Scarlett!. Es bueno tenerte aquí—comentó con euforia.

—Buenas tardes, es un gusto etar aquí—dije con naturalidad, o mas bien, todo lo que me salía. Mi mente sólo podía pensar en el collar de mi abuela—Disculpa ¿qué?

—Te preguntabamos, si estás ansiosa por el lanzamiento de tu nuevo y primer albúm.

—Emm...sí lo estoy, pero confío en que al público le gustará. He trabajado realmentr duro en mi primer material. Así que enserio espero que les guste.

—Bueno, estuvimos escuchando en lo que va de la semana las primeras canciones, y la verdad es que son geniales.

—Oh, muchas gracias, en serio. Es lindo saber que les gusta.

—Ni hablar. Han sido, geniales.

La entrevista siguió comúnmente, nunca me acostumbraría a tener a tanta gente fijándose y analizando cada aspecto de mi vida. Pero no quería que eso me afectase más de la cuenta.

—Has estado genial en la entrevista, amo la versión en acústico—alagó mi mejor amiga. Sonreí.

—Yo igual....

—Oye...¿te sucede algo? estás un poco, no lo sé...apagada.

Vale, seguía un poco triste por la pérdida del colgante de mi abuela y es que joder era muy importante para mí. Suspiré.

—No pasa nada...estaré en mi cuarto, en un segundo bajo ¿sí?

Subí las escaleras hasta mi dormitorio, entré, y me tiré en la cama de espaldas, mirando al techo.

Estaba quedándome dormida cuando mi móvil vibró contra el colchón.

—¿Bueno?

—¡Scarlett, encontré el collar!—aprecié la voz de mi amigo Niall. Me incorporé de un salto. Estaba contenta. De pronto se esfumaron todas las ganas de domir.

—¿¡En serio!?... ¡SÍ!—chillé entusiasmada

—No...era una broma el perro se la ha comido, vale, sí, tengo el colgante justo en mi mano.

—Vale, voy a buscarlo.

—¿Ya?

—Sí quiero mi collar de regreso.

—Bueno. ¿En cuanto estarás acá?
—preguntó.

—Supongo que en...unos diez minutos. No tienes problema ¿verdad?—no quería caer como peludo a su casa si él estaba con visitas. Quizás podría ir mañana. O hacer que Scott buscase el dije...

—No, no hay problemas.

—Vale, voy yendo. Adiós.

Colgué la llamada. Tomé las llaves del auto y bajé al aparcado.

~Niall~

Terminó la llamada y me di una golpiza mentalmente. Miré a mi alrededor. La casa estaba hecha un asco, literalmente. Con los chicos habíamos pasado la mayor parte de la mañana buscando el dichoso collar. Los sillones estaban tirados de forma desordenada en la sala. Había tres cajas de pizza en la mesa ratonera del centro. Vale, necesitabamos comer eh.

—Heyyyyyy—chillé captando la atención de mis cuatro mejores amigos. Ellos por su parte estaban jugando al FIFA 2014 en la TV plasma.

—¿Qué sucede ahora hermano?...eh eh eso ha sido trampa—Louis le dió un mote a Zayn por la nuca.

—¡Que no! Joder no golpees. No es mi culpa que estés perdiendo.

—Ah no. Liam...¿¡Eso ha sido trampa a que no?!.

—¿Qué?. No lo sé no estaba viendo.

—Inservible—bufó y volvió su vista al televisor.

—Hay que ordenar esto—señalé el desastre en el que se había convertido mi sala de estar.

—Vale—Liam se levantó del sofá y caminó hasta el armario de limpieza. De este cogió escobillones y bolsas de residúo.

—¿Qué haces?—Harry entró en la sala con un sandwich en mano.

—Haremos. Hay que limpiar este desastre—informé. El rizado se rió.

—Ah no, yo no voy a limpiar.

—Claro que si.

—Que no.

—O lo haces o le diré a Louise que tu rompiste el juguete de Lux—amenacé.

—No harías eso...

—Oh oh, claro que sí...—saqué mi celular y me lo llevé al oído.

—Vale, tu ganas.

Luego de desconectar la play y de recibir insultos por parte de Louis y Zayn nos pusimos a limpiar.

—¡Algo se mueve!—chillé. En un costado de la sala habíamos volcado la ropa, para buscar mejor. Ahora la bola de ropa tenía vida propia.

—Calma. Es sólo Woody. Ven Woody—comentó Liam y el animal salió de su perfecto escondite. Mi amigo lo mimo un poco. El timbre resonó por la gran casa y Woody salió disparado a la puerta.

—Woody basta, ve con Liam—ordené.

—Hola...—Scarlett saludó dudosa viendo a Woody.

—Pasa. No va a dañarte—ella me hizo caso y se adentró en mi hogar.

—He venido a por mi collar.

—Me lo suponía—la guíe hasta la sala en donde Liam jugaba con su mascota. Zayn y Louis seguían ipnotizados con el partido virtual y Harry...

—¿Y Harry?—pregunté.

—Acá estoy—habló. Caminaba hasta donde nosotros con el collar de Scarlett entre manos. Se lo entregó y sonrió.

~Scarlett~

—¡Sí! ¡Mi collar! Gracias...—me abalancé a los brazos del oji-verde. Niall...¿bufó?. Me separé de Harry y abracé a al rubio—Gracias por encontrarlo. Es muy importante para mí.

Niall acarició mi espalda y consigo una corriente eléctrica.

Me correspondió el abrazo, segundos después nos separamos.

—Muchas gracias...a todos. Yo creo que será mejor que me vaya—dije viendo a los chicos. Arrugué la nariz—mucha tetosterona por hoy—mencioné y ellos estallaron en risas.

—Está chica me cae bien—Louis pasó su brazo por mis hombros. Yo reí.

—Bueno, te acompaño hasta la puerta—ofreció el rubio yo asentí, me despedí de los chicos y salí fuera.

—Adiós—nos despedimos con Niall. Subí a mi carro y emprendí viaje hasta mi piso.

____________________

Hola :) bueno, espero que les agrade el capítulo. Voten y comenten PORFAVOR. Tengo un ligero rechazo a los lectores fantasmas ¬¬

Que tengan una linda semana. Las quiero xox.

¿Atracción? |N.H| ©¡Lee esta historia GRATIS!