DÍA 6

705 114 10

♬ CANCIÓN PARA EL DÍA 6: OVERPROTECTED (BRITNEY SPEARS) ♬   

¡Ay! Esta imagen no sigue nuestras pautas de contenido. Para continuar la publicación, intente quitarla o subir otra.

CANCIÓN PARA EL DÍA 6: OVERPROTECTED (BRITNEY SPEARS) ♬   


Delfina no sabía qué pensar. Por un lado, la ausencia de Anahí la tranquilizaba. El temor de perder la confianza de su hermana comenzaba a desvanecerse conforme pasaban los días, aunque también percibía la creciente distancia entre ambas.

A pesar de llevarse apenas unos años de diferencia, Delfina se consideraba una mujer más madura que Irina —su hermana mayor—. No se atrevía a decirlo en voz alta, pero le incomodaba la falta de responsabilidad y la terquedad con la que solía hablar.

Sabía que Irina era una buena mujer, que era apasionada y que a veces se dejaba llevar por sus sentimientos en lugar de por la razón. Y era justamente esto, las buenas intenciones escondidas detrás de sus caprichos, lo que hacía que Delfina no se quejara demasiado.

Estaba ofendida porque su hermana mayor se había pasado la semana entera encerrada en su habitación o fuera del complejo. Se marchaba por la mañana y regresaba apenas para la hora de la cena. No decía nada, no contaba sus aventuras y evitaba responder a toda pregunta.

Y si ella mencionaba a Anahí o a don Lucio, Irina estallaba. No deseaba oír excusas ni nada sobre el tema. Se negaba a aceptar que su nueva amiga estaba mejor lejos de El Refugio y tampoco comprendía que su benefactor era frío, pero un buen hombre a pesar de todo.

Tenían puntos de vista diferentes, pero lo que a Delfina más le molestaba era que su hermana ni siquiera se molestaba en escucharla, en intentar comprender sus razones.

Ya se había cansado, estaba harta y no mencionaba el asunto. Asumía que no tenía sentido insistir.

Delfina sacó la tercera tarta del horno y la dejó sobre una mesa mientras ponía la cuarta a cocinarse. Buscaba hallar consuelo en sus obligaciones autoimpuestas, en su monótona rutina. Creía que eso le ayudaría a alejar malos pensamientos y evitar confrontaciones innecesarias.

En el fondo, recordaba un episodio de cuando todavía estaban con vidas y temía que su hermana pasara por el mismo dolor otra vez. No deseaba pensar en ello, se negaba a aceptar la posibilidad, pero algo le decía que su corazonada estaba fundamentada.

"Iri, en serio no quiero verte llorar", pensó. Era ella la que derramaba lágrimas silenciosas a causa de la preocupación que sentía. No importaba cuánto le enfadara la actitud de su hermana, la adoraba y solo quería verla feliz.

Se planteó entonces la posibilidad de pedirle a don Lucio permiso para que Anahí les hablara por teléfono y asegurara que se encontraba bien. Pero la idea se desvaneció pronto al recordar las palabras de su benefactor. No habría más contacto entre las chicas y solo quedaba esperar que la pelirroja decidiera quedarse luego del juicio.

Delfina miró el reloj que colgaba en el otro extremo de la cocina. Serviría la cena en poco más de una hora. 

El próximo día es mi favorito de toda la novela <3

¡Ay! Esta imagen no sigue nuestras pautas de contenido. Para continuar la publicación, intente quitarla o subir otra.

El próximo día es mi favorito de toda la novela <3

Purgatorio (pronto en librerías)¡Lee esta historia GRATIS!