29 de Enero

6 2 0

Recién me levanto, he soñado que esperaba un bebé de tu parte, Rafael. Suena extraño y hasta enfermo, pero la niña era tan tierna, todo el mundo la amaba y cuándo me veía sonreía automáticamente y tomaba mis dedos con sus manitos. Fue un sueño realmente tierno.

Antes de cenar me enteré de un rumor, bastante extraño sobre vos, y va de que tu solo usas a Isabella para "quitarte las ganas", y que ella anda diciendo que es tu novia pero vos lo negás.

Por un lado me pone feliz, al menos se que estas soltero y por el otro, si ese rumor es una verdad pues estaría decepcionada de ti, no es muy lindo que trates como un objeto a una chica.

Durante la noche fuimos a un casino, con mi grupo de compañeros y te vi bastante entretenido con los juegos, aún que me sorprendió que no hayas podido evitar mirarme cuando me acerque a la mesa a observar como eran las reglas de uno de ellos. Luego vino ella y la tratabas de una manera tan tierna, por mi parte puedo decir que los rumores son como los llamas, rumores.

Cartas a RafaelDonde viven las historias. Descúbrelo ahora