26 de Enero

4 2 0

Hoy hacemos una excursión de tres días a Escocia y paramos para desayunar, te sentaste a una mesa de mi y no puedo evitar observarte mientras bebo mi jugo de naranja. Te ves tan tierno con tu nariz roja debido al frío, te encuentras con tu novia y la abrazas para protegerla del aire congelado. Me duele el corazón y dejo de observarte, yo no tengo en quién refugiarme, ni siquiera cuando peor me siento. Mis primos hicieron muchos amigos rápidamente se han olvidado de mi, pero a mi me cuesta hacer lo mismo.

Cartas a RafaelDonde viven las historias. Descúbrelo ahora