24 de Enero

9 3 0

Durante el día, he estado pasando tiempo en las aulas junto a Pedro, un nuevo amigo, aquel del cual te hablé que me parecía lindo. Seguro tú lo conoces, él también tiene novia, pero al menos me habla. Hoy me enteré que te llamas Rafael y me ha parecido de lo más bello, tu novia se llama Isabella, y ambos combinan tan bien, pero sigo prefiriendo nuestros nombres juntos.

Aún así me alegra verte tan feliz, caminando por el pasillo me detengo en la lista de actividades y no puedo evitar que mi dedo se deslice a tu nombre, tienes clases de Hip-Hop, entonces te gusta bailar.

Había pensado que a lo mejor me presentaba ante ti, preguntando si te agradaba enseñarme a tocar la guitarra, pero la vida no es una película de Disney. Probablemente te rías de mi.

Durante la noche tuvimos un Fashion Show, y tu desfilaste disfrazado de soldado con gorro y armadura de papel, yo me puse en primera fila para verte, ibas junto a uno de mis compañeros de viaje, tu cara expresaba seriedad y yo no pude evitar aplaudir cuándo apareciste por la pasarela, me observaste de reojo y me desicaste una media sonrisa que no pude evitar responder. Me siento tan feliz.

Mientras caminaba a mi habitación una de las coordinadoras me detuvo para preguntarme que actividad quería hacer mañana, ya que olvidaron anotarme y las que yo quería estaban completas, elegí deportes británicos, pero luego recordé la clase de Hip-Hop y consulté por ella, por suerte hay lugar.

Ni bien entro a mi habitación comienzo a saltar feliz y contenta por que podré pasar más tiempo contigo Rafael.

Cartas a RafaelDonde viven las historias. Descúbrelo ahora