21 de Enero

18 3 0

Llevaba unas horas en viaje, cuándo finalmente llegué a este nuevo lugar, un viejo edificio donde comenzarían mis clases por un mes, llamado Bell English. Era mi primera vez en Inglaterra, estoy nerviosa por manejar mi ingles, una amable mujer me lleva a recorrer la escuela y habitaciones donde dormiríamos, los diferentes pasillos estaban repletos de chicos y chicas que se agradan unos a otros, luego en el fondo te veo a vos, junto a un grupo de chicas a tu alrededor tocando la guitarra y cantando. Tus ojos cafés y tu cabello negro me hacen sentir eso que todos llaman cosquilleo en el estómago.

Paso delante tuyo y por unos segundos me miras, todo el grupo lo hace, claro soy nueva aquí. Me dirijo a la enfermería para dejar mis medicinas mientras te escucho cantar, no lo haces de la mejor manera pero igual me siento atraída y no puedo evitar volver a mirarte, luego de unos segundos tu desvías la mirada a mi y yo la desvío de ti nerviosa.

En la noche vos fuiste la primer anécdota de esta aventura.

Cartas a RafaelDonde viven las historias. Descúbrelo ahora