Capítulo 13

2.5K 307 27

Giselle.

Mi pulso acelerado detrás de mis orejas me ensordece. Mi respiración está tan agitada y pesada que logro escucharla. La punta de mis dedos están fríos, hay un nudo enorme y asfixiante en mi garganta, y la opresión en mi pecho es tan sofocante que duele.

Tengo miedo.

Él me da miedo.

Seam sigue parado frente a mí, con sus intensos ojos rojos clavados en mis ojos marrones. Una sonrisa de lado está dibujada en su labios y no puedo evitar compararlo con uno demonio sediento de venganza. La luz tenue que entra por mi ventana no ayuda para nada a su figura escalofriante.

Mi cuerpo tiembla de manera brusca ante su presencia y miles de sentimientos se mezclan en todo mi sistema. Curiosidad, miedo, esos son dos sentimientos intensos que me sofocan ahora.

Quiero saber qué quiere de mí, pero al mismo tiempo me da miedo.

- No quiero que grites, porque si lo haces papi vendrá a ver qué pasa y no queremos que algo malo le pase, ¿verdad? - Habla en un susurro áspero, lo que ocasiona que mi piel se ponga de gallina.

Con mucha lentitud niego con la cabeza, y muerdo mi mejilla interna para evitar hacer algún ruido que pueda despertar a mi padre. Seam empieza a retirar su mano lentamente mientras da un paso hacia atrás, devolviéndole espacio personal, pero aún así me cuesta respirar con normalidad.

- ¿Q-Qué e-es lo que qui-ieres? - Mi voz sale tan temblorosa que no sé si logra entender mi pregunta.

Seam sonríe un poco, haciendo que el pánico aumente un poco más. Da un paso al frente y empieza a acariciar mi mejilla. Con uno de sus dedos retira un mechón de mi cabello y lo coloca detrás de mi oreja.

- Eres una chica que va directo al grano, eso es fascinante, querida Giselle - tararea, y su aliento asqueroso choca en todo mi rostro ocasionando que mi estómago se revuelva.

- Habla de una puta vez - digo entre dientes, haciendo el mayor de los esfuerzo para que no note lo nerviosa que me encuentro.

- Sabes lo que quiero - dice, con una sonrisa ladeada -. Tú sabes a la perfección qué es lo que quiero y la única forma de tenerlo es a través de ti - con uno de sus dedos toca la punta de mi nariz.

No digo nada después de eso, solo me quedo quieta observándolo a los ojos.

Seam da una paso hacia atrás y comienza a caminar por toda mi habitación como si fuese suya. Toca todo lo ve a su paso y luego agarra la fotografía de mi madre, la cual se encuentra ubicada en mi escritorio.

- Qué hermosa mujer, ya veo porque tanta belleza - habla y su voz falsa me molesta.

- ¿Qué mierda es lo que quieres, hijo de puta? - Suelto con la mayor brusquedad posible.

Seam sonríe nuevamente y coloca la fotografía en su lugar antes de apoyar su espalda contra la pared más cercana.

- En estos días estuve planeando la forma perfecta de hacer que Chase venga a mí y se entregue a la muerte. Se me ocurrieron varias formas y, para mi sorpresa, el destino empezó a encaminarse y todo iba a mi favor. Qué horrible si Chase se entera que el amor de su vida tenía sexo con su hermano - hace una mueca de fingida lastima y luego chasquea la lengua.

- Stefan no tenía sexo conmigo realmente, eran sueños - mascullo, con rabia.

- Y peor aún - hace caso omiso a lo que dije -, qué horrible sería si la novia decide quedarse con el hermano - sus palabras me resultan absurdas.

- Yo amo a Chase - digo entre dientes.

- Pero existen buenas pociones, Giselle. Hechizos tan fuertes que hacen que te enamores de otras personas, y tú no eres más que una mortal idiota y con sentimientos cambiantes. No sería raro que de repente te enamores de Stefan. Chase terminaría con el corazón roto por la traición de su hermano y por la perdida de su chica que se entregaría a mí y a la muerte...

MAHDLN: La reencarnación de Hazely Way¡Lee esta historia GRATIS!