Capítulo 12

1.4K 132 129

-No deberías haberlo perdonado tan rápido-habló Pablo, llevandose un pedazo de hot cake a la boca.

-No sé, al principio pensé que no lo perdonaría tan fácil, pero me derrumbe, simplemente no puede-contestó Enrique.

-No se merece que lo hayas perdonado, mucho menos tan fácil.

-Lo sé, de todas formas él sabe que está en falta-se encogió de hombros mientras batía su licuado-Ademas, ya me desquite con la verdadera culpable-sonrió.

-¿Qué le hiciste?-pregunte yo, que hasta ahora me mantuve callada mientras los escuchaba.

Enrique, Pablo y yo, habiamos decidido salir a desayunar juntos, y pasar una tarde de amigos, como hace mucho no haciamos, claro que los niños estaban con nosotros.

-Esa perra se arrepintió de meterse con Alex, y lo hara toda su vida.

-¿Qué hiciste?-preguntó esta vez Pablo riendo.

-Fui a la oficina a hablar con su papi-hizo voz aguda-Y le conte lo que hizo, luego de que él le reclamara, lo hize yo, y casi limpio el suelo con ella.

-Yo quiero escuchar esa historia-dije, y Pablo asintió.

Enrique contó detalladamente lo que ocurrió, haciendonos reir, y sorprendernos porque contó cosas que jamas nos imaginariamos que el podría hacer.

-¿Y tú? ¿Cómo anda todo con Thomas?-preguntó Pablo, una vez que terminamos de escuchar la historia de Quique

-Pues... antes de ayer, cuando volvimos, quiso llevar a Blake a la plaza, no le dije nada, hasta que vi bajar a la zorra esa, iba vestida como toda una puta, y obviamente mi pequeño no se iria con ella, peleamos, el niño no se fue, pero ellos terminaeon llendose juntos, y volvieron de madrugada, eran casi las dos. Y ayer, Blake estuvo sensible y no quiso separse de mi, ni para ir con el padre, cuando Thomas lo cargo se largo a llorar, y lo golpeó cuando se despidio de él con un beso.

-Él tambien sabe que algo anda mal-dijo Pablo, asenti.

-Y cuando volvió de trabajar, ni siquiera subio a vernos, y se fue de compras y al cine con esa zorra. Desde que empezó a ocurrir todo esto, casi no hablamos, pero desde ayer, solo nos dirigimos la palabra una sola vez; y claro, es puta esta aprovechando.

-Thomas se va a dar cuenta que esa no te llega ni a los talones y se va a arrepentir-asintió Enrique-Solo espera y veras. Ya va a volver de rodillas suplicando perdón, y cuando eso pase, hazlo sufrir. Un buen escarmiento no le viene mal a nadie.

-No lo sé-susurré-Estoy pensando en dejarlo.

-¡¿Estas loca?!-casi grita Enrique.

-Es que, realmente ya no lo soporto, y cada vez será peor, lo único que yo quiero, es estar tranquila. Amo a Thomas, y perderlo me dolería mas que nada, pero tampoco puedo, ni quiero, soportar lo que esta ocurriendo.

-¿Has pensado en hechar a esa zorra de tu casa?

-Si-asentí-Pero a la mas minima cosa que diga en contra de ella, Thomas saltá a defenderla. Pero en cuanto vuelva a tocar a mi pequeño, soy capaz de tirarla por la ventana; ya saben, lo único que no tolero, es que se metan con él.

-Lo sé, yo me volvería loco si se meten con mis pequeños, ellos son sagrados-acotó Quique.

-Si, no tengo a Mia hace tanto tiempo, pero sé que moriría si le ocurre algo, asi como lo daría todo por ella.

-Si, eso es lo que se siente-sonreí-¿Me acompañan a la peluquería?-pregunté.

-¿Para qué?-preguntó Enrique.

Thomas Sangster, El Padre De Mi Hijo ~Segunda temporada de Dylan O'brien es mi..¡Lee esta historia GRATIS!