Capitulo #24

3.8K 230 64

JILL

Después de que Cassy me ayudara a relajarme me tumbé en mi cama durante buen rato. Tanto que ni siquiera me di cuenta de que Cassy estaba observándome desde la puerta.

-¿Jill?-me llamó. Hizo algo que no vi bien y se acomodó de mejor manera en la puerta- ¿En qué piensas?

-¡Ah, Cassy! Lo siento-me disculpé al ver que se sentó a mi lado.

-Jill, ¿qué te pasa? Desde hoy en la mañana estás rara.

-¿Lo estoy?-cuestioné forzando una risa-Estoy bien.

-Jill...

-Bueno... ¡Troy me invitó a salir y estoy estresada! ¡No sé qué ponerme o cómo actuar!-exploté. Por alguna razón muy extraña, Cassy sabía lo que pasaba.

-Jill... ¡No te preocupes por eso! Ponte lo que más te guste, y por lo de actuar...sólo sé tú misma.

-Sí...pero... ¡Y si no le gusto!-exclamé con preocupación.

-Jill, si no le gustas, será el chico más estúpido en no ver lo bella y maravillosa que eres.

Sonreí a medias.-Esta...esta es mi primera cita, Cassy-le expliqué sin mirarla-Nunca he salido con un chico, y no quiero que salga mal. Troy me gusta mucho, en serio.

-No te preocupes, sé tú misma. Todo saldrá bien, sólo déjate llevar.

-Gracias-la abracé. Cassy era una gran amiga, en serio.

Dejando eso atrás, empezamos a platicar. Le conté lo que se había perdido los días que estuvo ausente.

-¡Maldición! -exclamó de la nada.

-¿Qué te pasa?-pregunté.

Se levantó y se dirigió a la puerta.-Luke quería que estuviera lista para salir, y todavía estoy en pijama.

-¡Ay amiga, ven!-me levanté y la llevé a su cuarto.

-¿Qué hacemos aquí?-cuestionó.

-Te voy a ayudar para que estés lista para Luke.

Estuve buscando ropa para ella durante un tiempo, hasta que encontré algo perfecto para ella. Unos jeans ajustados y una remera, perfecto ya que no tenía nada más. Insistí en que se pusiera tacones pero no accedió, al final terminé por aceptar que llevara sus converse.

La obligué a que se maquillara, pero no mucho. Sólo le aplique un poco de gloss y rímel.

Bajamos y ahí estaba Luke, el príncipe de mi amiga.





LUKE

Estaba nervioso al no saber que ponerme, no paraba de dar vueltas por toda mi habitación.

-Luke, ¿podrías parar?-entró Géminis con las manos en su sien.

-¿Qué te pasa?-ignoré su comentario y me acerqué a ella.

-Me duele la cabeza y el ruido de la madera crujiendo me molesta.

-Oh, lo siento.

-Sí, bueno, ya no importa. ¿Por qué tanto estrés?

-Voy a salir con Cassy, y no sé qué ponerme ni mucho menos qué hacer.

-¿Es en serio? Tienes miles de cosas en tu clóset, puedes elegir una remera y jeans.

-Lo sé...pero...-pensé muy bien lo que diría-¿Me ayudas a elegir mi ropa?

-¿Me estás pidiendo que te ayude?

The Four Elements © |B#1|¡Lee esta historia GRATIS!