LOS NONOVIOS DE OLIVIA

1.6K 16 6

LOS NONOVIOS DE OLIVIA

Braulio Llamero

 ------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------ 

La chica más ligona de la clase

En mi clase hay una chica que se llama Olivia. No es la mayor de todas, pero lo parece. Aparenta más de los doce años que tiene. Y es bastante guapa. Bue­no, muy guapa. No lo digo yo, lo dicen todos los chi­cos de la clase.

Es rubia, tiene la cara colorada y habla mucho. También tiene defectos, no te creas. El mayor, que es una ligona. Y por si alguno de la clase no se había dado cuenta, un día lo dejó bien claro Jua­nillo.

Fue un lunes. Jua­ni­llo, el que se sienta con­migo en clase, la había visto el domingo paseando de la mano de un chi­co. Y al día siguiente, aprovechando que ella no había llegado, nos lo dijo a todos.

-He visto a Olivia por la calle.

-¡Vaya una cosa!

Juanillo sonrió con aire de misterio:

-Iba con un chico.

Eso ya era más interesante. Todos acercamos bien la oreja.

-¿Sí?

-Y se agarraban la mano.

-¡Ostris!

-Era su novio -aseguró Juanillo.

-¿Cómo se llama?

-No lo sé. De este colegio no era.

Eso nos sentó fatal, la verdad. Todos queríamos que Olivia se hiciera novia nuestra. Y si ella elegía a otro... esperábamos que al menos fuera del cole­gio. ¡Pero eso de que anduviese con un desco­nocido...!

En cuanto Olivia entró en clase aquel día, al­gunos empezaron a cantarle en plan de burla:

-¡¡Olivia tiene novio!! ¡¡Olivia tiene no­vio...!!

Ella se puso roja; casi tanto como la montu­ra de sus nuevas gafas.

-¡Estáis tontos! -Nos dijo.

-Pues yo te vi ayer con él -soltó Juanillo.

-No era mi novio -respondió Olivia, haciendo un gesto de rabia.

-Pues bien que lo cogías de la mano... -insistió Juanillo.

Los demás nos reíamos de ella.

-Sois todos unos cotillas. Menos Juanillo que es algo peor: ¡un fisgón! -dijo Olivia.

-¡Y tú...!

Juanillo se quedó a media frase.

En aquel momen­to entró doña Feli y nos tuvimos que poner a trabajar. Doña Feli era la profe de Socia­les. Y con ella no se permitía ni una broma ni una risa. ¡Pues buena es doña Feli!

Yo pensé después que Juanillo había sido poco noble con Olivia. La había avergonzado delante de la clase. Y eso no está nada bien. Es feo. Y lo que pasa­ba en realidad era que Juani­llo es­taba cola­dito por Oli­via. Lo sabía el colegio entero. Hasta Ar­senio, el be­del. Por eso le había fasti­diado tanto verla con uno que no era de la clase.

LOS NONOVIOS DE OLIVIA¡Lee esta historia GRATIS!