You'r lose

916 66 6
                                                  

Scott

No esperaba que las cosas salieran tan bien, sin duda esa fue una gran actuación de ambas partes.

-Quisiera ver la cara de tu madre en estos momentos- se burlo Demian.

-Creeme que sera mejor la próxima vez que nos encontremos- sonreí -y para ello necesito que hagas un par de cosas mas por mi-

...

Regrese a la habitación, mi amada estaba hablando con Jim, no negare que sentí una punzada de celos pero logre controlarme.

-¿Como te fue?- preguntó Jim.

-Mucho mejor de lo que esperaba- sonreí.

-Solo espero que funcione lo que sea que estes planeando- suspiro -por el bien de todos-

-Claro que funcionara y por el bien de todos, acabare con esto con un solo ataque-

-¿A que te refieres?-

-Pronto lo sabras, Demian se esta encargando de los detalles-

-No me involucrarse más- dijo Jim palmeandome la espalda, después salio de la habitación y yo me dirigir a donde se encontraba mi amada.

-¿Que esta sucediendo?- me preguntó.

-Solo sucede lo inevitable, pondre un alto ante mi familia, no es justo que quieran arruinar la felicidad de los demas- dije tratando de parecer despreocupado pero ella vio a través de mi. Me tomo de la mano y me acerco a ella.

-No tienes que hacer esto por mi, ya has hecho demasiado, es decir, prácticamente te debo la vida-

-Quiero poder vivir una vida sin miedo a las amenazas, sin miedo a ser obligado a fingir algo que no soy, sin miedo a que me alejen de ti- dije mirandola a los ojos -y no solo lo hago por nosotros, Liz tiene derecho a ser feliz en su vida. No es justo que nos vean como objetos de los cuales sacar algún beneficio-

-No entiendo ¿que fue lo que los llevó a esa situación? Es decir, yo tengo problemas con mi padre pero no por eso quiero pelear con él-

-No es fácil de explicar, por ejemplo tu fuiste criada por alguien que te amo y te demostró ese amor ¿verdad?- mi amada asintió -pues Liz y yo fuimos traidos al mundo para darles ciertos beneficios a nuestros padres, yo era una opción para no perder la fortuna en manos ajenas y mi hermana una simple alianza comercial, lo que nosotros quisieramos o sintieramos nunca importo-

-¿Pero como es eso posible? ¿Que tu madre no sintió amor al verlos nacer?-

-Esa mujer lo único que ama es el dinero y mas cuando esta en sus manos-

-Me resulta dificil creerlo-

-Y es mas dificil vivirlo- suspire y me recoste en su regazo, ella comenzó a jugar con mi cabello -lo único que quiero es poder tener una vida feliz, y a tu lado si no es mucho pedir-

-Al contrario, y si crees que esto es necesario para ti, aunque yo no lo comprenda te apoyare-

-Eso es lo que necesitaba escuchar, pues en dos dias me enfrentare a la mujer que me dio la vida, una vida que ella ya ha arruinado muchas veces- lo ultimo lo murmure mas para mi mismo.

-Ya no pensemos mas en eso, Alex vendrá a visitarnos hoy- dijo mi amada sonriendo.

El resto de la tarde lo pasamos como una verdadera familia, la felicidad que se sentía en el ambiente era genuina. Esto es lo que quiero para mi vida, lo que siempre he querido y luchare por ello y lo conseguire.

Cuando la hora de visitas termino, Alex no se quería ir, nosotros tampoco queríamos que se fuera pero no había opción. Aún que después de prometerle que cuando salieramos del hospital iriamos todos juntos de paseo, el pequeño se fue muy tranquilo a casa.

No había pasado ni un minuto desde que se fue Alex cuando Jim apareció frente a nosotros, estaba jadeando como si hubiera corrido un par de kilómetros.

-Rachel- dijo una vez que recuperó el aliento -Jade desperto-

Rachel

No podía creer lo que Jim decía, me habían dicho que no era posible que despertara al menos en una semana.

-¿Puedo verla?- pregunte temerosa de recibir una respuesta negativa.

-Por eso vine aqui, vamos a verla-

Por unos segundos me sentí demasiado débil pero Scott tomo mi mano y sentí mis fuerzas volver.

-Yo te acompañare- murmuró.

El camino se me hizo eterno, cuando finalmente llegamos el miedo y la culpa me invadieron ¿que le diría? Yo soy la responsable de que ella este aquí. De pronto sentí una mano en mi hombro.

-Todo estará bien, yo esperare aquí- dijo Scott.

Mi cuerpo se movió solo hasta estar a un lado de Jade. Trate de contener las lagrimas lo mas que pude pero me fue imposible.

-¡Lo siento! ¡En verdad lo siento! ¡Todo es mi culpa!-

-No... No lo es...- murmuro Jade, la mire a los ojos, ella estaba sonriendo -me alegro... de que estés bien...- sus ojos se cerraron y por un momento me asuste.

-Tranquila, solo esta dormida- dijo Jim acercandose -cuando vuelva a despertar te volveré a llamar- yo solo asentí mientras me limpiaba las lagrimas y salí de la habitación.

Jade sufrió esto por mi, ella quería que yo fuera feliz por eso no temío entregarse a un psicópata por mi, ¿pero yo que he hecho para merecerlo? Pero parece que solo soy una pesima amiga.

Ella hizo eso para que yo fuera feliz, entonces yo luchare por esa felicidad.

-Scott- dije una vez que me encontré con él -¿Por que tus padres quieren separarnos?-

-Pues, por que quieren que me case con una inutil adinerada para expandir su negocio, pero no veo por que lo preguntas-

-Si logras lo que estas planeando, ¿ellos no podrán alejarme de ti?-

-Si, nadie nos separara-

-Entonces no pierdas- dije mirandolo fijamente, no puedo permitir que el daño que sufrió Jade sea en vano.

-No lo haré, ellos perderán-

Ni la muerte podra tocarteDonde viven las historias. Descúbrelo ahora