11

476K 40.6K 38.7K

*Traje el capítulo rapidito para disculparme por la nota de ayer que los emocionó :( espero que les guste. ❤️

El mundo no gira alrededor de los Cash, pero sí alrededor de sus secretos

Cuando me desperté me dolía hasta el alma.

Sentía como si un camión repleto de sandías me hubiera pasado por encima. Moví los músculos con lentitud y me incorporé entre quejas. Me di cuenta de que Artie no estaba a mi lado y lo primero que pensé fue: "¿dormí tres días?".

Me lavé los dientes, salí y llegué hasta la sala. No había nadie, pero la cocina olía a comida. Entré y encontré una nota pegada al refri:

Terraza.

Reconocí la letra de Artie, así que busqué y busqué hasta que encontré unas escaleras. Subí y el aire fresco me dio en la cara. El apartamento estaba conectado a una terraza. Se veía el campus entero desde ahí. Había una mesa cerca del borde y estaban todos sentados allí. Apenas me acerqué vi que la mesa estaba repleta de tostadas, jugo de naranja, frutas, tocino, huevos y panecillos.

Aegan llevaba unas gafas de sol estilo aviador y estaba listo para el día. Aleixandre ya tenía el cabello engominado y Adrik ya había preparado su cara de: "espero que todos mueran hoy".

—... si vuelven a servir esa champaña barata que sabe a orina le daré un golpe al primer mesero que se me atraviese —decía Aegan, muy serio.

A su lado, Aleixandre sostenía una Tablet y anotaba cosas en ella con el lápiz táctil. Artie estaba en silencio, engullendo su comida. Adrik no le prestaba atención a nada mientras se metía tocino y tostadas a la boca.

—Ya me encargué de eso —aseguró Aleixandre y miró la Tablet—. Falta el sonido, pero eso lo termino de revisar hoy. Lo que quedaría serían los vestidos de las chicas y nuestros trajes.

Tomé asiento y me preparé un plato mientras escuchaba. Supuse que hablaban de la fiesta.

Aegan miró a Aleixandre y en tono de demanda dijo:

—¿En dónde diablos está tu chica?

—Vendrá, no te preocupes —respondió sin apartar la mirada de la Tablet. Después la alternó entre sus hermanos—. Tenemos que probarnos los trajes hoy.

—Pasaré en lo que tenga un rato libre —asintió Aegan.

Las miradas de ambos recayeron en Adrik. Adrik ni siquiera los miró. Mientras masticaba dijo con tono apático:

—Tengo cosas que hacer.

Aegan lo observó por encima de las gafas, ceñudo.

—¿Cómo qué?

—Arrancarme la piel centímetro a centímetro con una hojilla —dijo con simpleza e indiferencia.

A Aegan le chocaban esas respuestas. A mí me causó cierta gracia, así que reprimí una risa. Entonces Aegan decidió ignorarlo y pasó a mirar a Aleixandre.

—¿Qué más? —le preguntó como si le hablara a su asistente personal.

—Necesitan tomar las medidas de las chicas para los vestidos.

Aegan alternó la vista entre Artie y yo. Luego le dijo a Aleixandre:

—Llevaré a Jude más tarde.

—Jude estará ocupada —me apresuré a decir.

—No estarás ocupada una mierda —refutó Aegan—. Así que te llevaré.

Perfecto Mentiroso © [Completa✔️]¡Lee esta historia GRATIS!