Cap. 6

1K 78 0

Han pasado 2 meses, 2 muy tristes y a la vez maravillosos meses. Peeta y yo avanzamos en esta "Extraña relación" que teníamos nosotros. Magde y Marvel se habían casado en Las Vegas y las investigaciones en la muerte de Glimmer no proseguían. Los policías hacían demasiadas hipótesis pero ni una tenia sentido común o alguna relación con los hechos antes de la muerte. Sus padres no se habían reportado a las citas judiciales y su hermana pequeña llamada Clove había entrado a Alcohólicos Anónimos y no sabia aun sobre la muerte de su hermana.

Antes llegaba a casa hecha una maravilla pero ahora...ahora llegaba echa un desastre, las mañanas eran mis pesadillas y las noches eran peores. Ahora entraba como ayudante en la investigación de la muerte extraña de Glimmer. Demasiado agobiante para mi y para todos.

Ahora camino hacia la sede policial en donde estarán todas las personas que vieron por ultima vez a mi amiga. Estarán sus padres, sus abuelos y unos vecinos del edificio. Esto es demasiado para mi cabeza. Se que debería de retirarme del caso y dejar que la policía lo haga pero no puedo, porque ella era mi mejor amiga y si alguien la mato creo que debería de averiguarlo. El detective Beete comienza hablar sobre las hipótesis de su asesinato:

-Bueno, yo creo que deberíamos de ir a revisar muy bien cada detalle del cuerpo de nuestra víctima. Yo pido para hacer de nuevo una necropsia mas a fondo. -dice Beete sin titubear-

- Ya hemos intentado pedir el permiso para la necropsia, pero no nos dan el permiso respectivo -digo-

-No sea negativa señorita... -me mira y sus ojos me dicen que me pregunta mi apellido-

-Everdeen, señorita Everdeen -respondo-

-Si señorita Everdeen, pues en esta vida todo se puede y no descansare hasta encontrar la respuesta -dijo afirmando su decision-

Y asi pasaron las siguientes horas hasta que dieron las 10:00 p.m. Le dije a Beete que mañana seguiríamos con las investigaciones y me fui corriendo. Tome un taxi hasta mi apartamento y cuando llegue, me tope con una gran sorpresa: ¡Gale estaba ahí! Estaba afuera sentado en las escaleras de afuera del edificio.

Cuando salí del taxi me fui corriendo hasta la entrada de atrás del edificio. Abrí la puerta y subí las escaleras lo mas rápido que pude. Al llegar a la entrada de mi apartamento, saque la llave rápidamente y entre demasiado asustada. Pero lo mas raro fue ver a quien nunca imaginaba ver.

-¿Peeta? -pregunte-

-Sorpresa -dijo con una sonrisa-

-¿Que haces aquí? -pregunte caminando a donde estaba para abrazarlo-

-Volví de Canada hace unas horas y creo que era debido darte una visita -me dijo mientras me abrazaba- Y dime ¿Como van las investigaciones?

-Muy mal, creo que...en verdad fue un suicidio y no un asesinato

-No seas negativa -se separo de mi y me miro con unos grandes ojos azules- Todo saldrá bien ¿Entiendes?

-Entiendo -dije-

De pronto escuchamos el sonido del timbre, y yo ya sabia quien tocaba...

Looking for a Murder¡Lee esta historia GRATIS!