*Psst* Notice anything different? 👀 Find out more about Wattpad's new look!

Learn More

Capítulo 13

4K 344 10

PUNTO DE VISTA DE DYLAN

Miré cómo sonreía.

- ¿Qué pasa? -me preguntó.

- Nada. -le respondí, y seguramente se lo creyó.

Cerré los ojos y me apoyé en la ventana. No conseguí dormir en ningún momento, pero aun así, no los abrí hasta que llegamos. Esta vez no me entraron demasiadas ganas de vomitar.

- Despierta, que hemos llegado -me dijo Crystal mientras me pegaba un codazo.

Me levanté, y salimos del bus.

Vi cómo todo el mundo se reunía con sus familias respectivas y sentí un hueco en el pecho.

A lo lejos vi a mi hermano apoyado en su Mercedes con su traje de siempre. Cuando me acerqué no se dio cuenta de que estaba allí porque estaba mirando su móvil.

- Michael -le llamé.

Instantáneamente levantó la cabeza y me sonrió.

- ¿Qué tal la excursión?

- Bien -le mentí.

- Eso espero -me dijo quitándose las gafas de sol mostrando sus ojos marrones.

Michael era quien me cuidaba desde el fallecimiento de nuestros padres. Yo seguía recordando cómo era antes; era alguien feliz, un tío de 20 años que salía de fiestas y con chicas.

Ahora se pasaba todo el rato trabajando. Era lo que conllevaba haber heredado todo el dinero de unos padres ricos. Había dejado su antigua vida por cuidarme.

Mi hermano había perdido todas las ganas de relacionarse, igual que yo. Para mí, estar con él me recordaba a mis padres, y a él le pasaba lo mismo, por eso casi no hablábamos a menos que fuera necesario.

Pero seguíamos queriéndonos. No sabría lo que habría sido de mí sin él.

- ¿Vamos? -le pregunté.

Quería irme antes de que los profesores se acordaran de que tenían que castigarnos a Crystal y a mí.

Pero justo antes de entrar en el coche una voz me llamó;

- ¡Dylan! -era Anthony- ¡Espera un momento!

Espero que lo que tuviera que decirme fuera corto.

Michael ya había entrado en el coche así que le hice una seña para que esperara un momento.

- ¿Qué pasa? -le pregunté en un tono cortante.

- ¿Se lo has contado a Crystal? -me dijo sin rodeos.

- No. Se lo vas a contar tú.

Asintió lentamente. Y luego se fue.

A lo lejos vi cómo un profesor estaba hablando con Crystal y sus padres.

Me di prisa en meterme en el coche y Michael lo arrancó.

Me sentía fatal abandonando a Crystal así, y sabía que tarde o temprano iban a castigarme a mí también, pero no quería que fuera hoy.

Había sido una mierda de excursión. Primero casi vomito, luego me castigan, después me entero de un drama entre mejores amigos en el que no pintaba nada y finalmente un tío que me pegó una paliza se mete conmigo.

No dijimos ni una palabra durante el viaje, y en cuanto llegamos me fui a mi habitación.

Dejé mi mochila en el suelo sin cuidado y me froté los ojos.

¿Por qué no sonríes?¡Lee esta historia GRATIS!