Introducción

706 47 21

Que divertido.

Eso pensaron en el momento en que encontraron el papelito que había usado de señalador para marcar la página en ese nuevo tomo de "Stellina" que descuidadamente había dejado sobre la barra y que ahora pasaba de una mano a otra.

Sentadas en una de las mesas del bar todas me miraba con esa sonrisa que las caracterizaba, algunas más dulces, otras más traviesas, pero sin duda, la marca personal de mis anónimas.

—Y yo que vine hoy esperando tomarme algo y hablar un poco de la vida y resulta que tenemos una pequeña interesada —comentó Nyx dándole vueltas a la copa de vino. 

—¿Qué puede querer de nosotras?

—Ah...por qué no querría algo de una manga de prostitutas —la pelirroja del grupo se acomodó los bucles tranquila mientras se reía—. Estos rulos que se me enredan...en fin, decía —Sonrió—. ¿Qué hay más interesante que un grupo de mentirosas, asesinas y doble cara?

—Si lo planteás de esa forma...— la frase de Dai flotando en el aire a medio decir—. Pero Mary querida, esta chica sabe dónde se está metiendo, pobrecita.

—Ella fue la que pidió venir, que se atenga a lo que le espera —Aruna que era bastante más tranquila que las demás emitió su opinión bastante divertida—. Vamos a mandarle que venga, total, no perdemos nada.

Me quedé callada observando a las mujeres debatir cómo y qué le iban a decir a esta chica mientras yo me dedicaba a chequear el tipo de información que se subía en el blog que había dejado esta chica en el papel. 

Fui deslizándome por las diferentes entradas, algunos tips básicos de belleza, el horóscopo, entrevistas a nuevos autores, presentaciones de nuevos libros. 

—A ver, abrí ésta entrada —Yara que hacía algunos segundos se había parado detrás mío me señaló con el dedo una lista de libros recomendados en ciencia ficción. Con toda impunidad deslizó el celular de mis manos, pasando los dedos por la pantalla con gesto intrigado.

Varios nombres destacaban, Fireflies, Mora, 3%...

—Yo creo que ya deberíamos mandarle algo para confirmar —. La vocecita de Cristal tintineó sobre el resto.

Estaba insegura todavía de abrirle las puertas a una desconocida que venía buscando información sobre el lugar al que yo me había ocupado de invisibilizar lo más posible, la publicidad corría por los lugares justos, nuestros nombres en las bocas correctas, pero si dejaba que ella entrara, estaba permitiendo que por primera vez, la verdad sobre lo que éramos, sobre lo que hacíamos, saliera a correr entre el círculo común de gente.

—Mary —Ivy pusó su mano en mi hombro sonriendo—, algún día la gente se iba a enterar, Santa Fe es una ciudad chiquita, con que alguien abra la boca, el rumor va a correr como pólvora. Mejor que las cosas salgan de nosotras y no de cualquiera. 

Asentí a todas, dando mi consentimiento tratando de convencerme, algún día tenía que pasar.

Las sonrisas y ojitos chispeantes en los rostros femeninos me dijeron que sea quien sea que viniera, no la iba a tener fácil. 

Abrí el mail y de asunto: Anónima. 

Lo prometido es deuda chicas y acá está lo que quería regalarles, y pensar que esto lo tengo pensado hace como dos meses, pero bueno, voy a ir subiendo de a poquito las historias de las demás Anónimas que no tienen libro

¡Ay! Esta imagen no sigue nuestras pautas de contenido. Para continuar la publicación, intente quitarla o subir otra.

Lo prometido es deuda chicas y acá está lo que quería regalarles, y pensar que esto lo tengo pensado hace como dos meses, pero bueno, voy a ir subiendo de a poquito las historias de las demás Anónimas que no tienen libro. 

Los nombres que mencioné entre comillas, son libros que están actualmente en Wattpad y que espero ver algún día en físico entre mis manos.

Espero les guste y lo disfruten.

Anónimas¡Lee esta historia GRATIS!