v

205 31 28

Oops! This image does not follow our content guidelines. To continue publishing, please remove it or upload a different image.


mi compañera está llorando. muches no entienden lo que sucede pero yo sí. los rumores corren rápido y más en este tipo de situaciones. la profesora frena la clase y se pregunta si dijo algo incorrecto. ella solo estaba hablando sobre el aborto. sus amigas la reconfortan y finalmente se enfrenta a la clase. nos mira a los ojos y confiesa:

-hace unas semanas aborté. 

las exclamaciones de sorpresa no se hacen esperar, nadie dice nada. 

yo la conozco desde los seis años, mis padres conocen a los suyos y cuando le cuento a mi mamá puedo notar el desprecio en su expresión.

-qué desastre.

eso me deja confundida. desde que tengo memoria mi madre es feminista. cuando era más chica solía contarme la anécdota de cuando en su clase en abogacía fue la única de todes les presentes en estar a favor del aborto y defenderlo. entonces, ¿por qué en extrañas está bien pero en ella no? no lo entiendo.

-¿cómo lo va a contar así abiertamente en la clase?

  me empiezo a enojar. no es la reacción que esperaba. consideración, empatía, nada de eso. porque en lo teórico muches están de acuerdo hasta que le pasa a alguien cercane. me arrepiento al segundo de habérselo contado. siento que todas esas veces que me dijo que podía contar con ella para lo que quisiera, que ella siempre estaría ahí para mí son mentiras. 

en todo menos en eso.

y pienso, ¿qué pensarían mis papás se enteraran de algo así? ¿me ayudarían y reconfortarían o no podrían volver a mirarme a la cara? ¿por qué? es en ese momento que me doy cuenta que cada una de nosotras está sola. incluso ella, que tuvo todo el apoyo por parte de su familia, un médico y una enfermera a su lado durante el proceso, fue dejada de lado, aislada, solitaria. 

porque a pesar de que todes le digan lo mucho que la apoyan dentro suyo también están jusgándola, preguntándose cómo se dejó llegar a esa situación y sintiéndose un poco mejor al ingenuamente creer que elles nunca estarían en algo similar.

porque el estado de la mano de la iglesia y con el consenso de la sociedad nos señalan, nos insultan, nos aíslan. nos criminalizan por priorizar nuestro futuro, nuestro cuerpo, nuestra vida. 

mi compañera nos cuenta que lo que más duele no es el peso de la decisión sino la mirada del resto sobre ella. no siente culpa, sabe que jamás podría haberse hecho cargo de une hije, tiene diecisiete y ni siquiera terminó el secundario. sin embargo el hecho que muches vivan repitiendo sus frases "pro vida", y déjenme dudar qué tan a favor de la vida se puede estar cuando se deja a millones de mujeres morir, martiriza a les que se animaron a abortar. 

admite saber que es privilegiada. pudo pagar el misoprostol y crear un ambiente a su alrededor lleno de apoyo y contención. pero el pensar que tantas mujeres no pueden acceder a ello y deben pasar por situaciones inhumanas que muchas veces terminan en la muerte es lo que más la entristece.

y hoy yo no puedo dejar de pensar en lo que deben estar sintiendo eses tantes que tuvieron que someterse a un aborto y ahora tienen que escuchar las crueles acusaciones de tanta gente. personas que tienen los medios necesarios para informarse, los privilegios suficientes para pensar en le otre, para correrse de su lugar y considerar que hay muches que no tuvieron esas ventajas que elles sí. 

en Argentina se planteó debatir en el Congreso el aborto legal. es un derecho que el estado nos debe desde hace mucho tiempo, un espacio que nos creamos nosotres mismes con la lucha habitual. ¡a no bajar los brazos, compañeres! hágamosle saber a esta gente que impunemente decide sobre nuestras vidas, nuestros cuerpos que el aborto es una problemática de SALUD PÚBLICA. 

ABORTO LEGAL PARA NO MORIR

ANTICONCEPTIVOS PARA NO ABORTAR

EDUCACIÓN SEXUAL PARA DECIDIR

Furia FeministaRead this story for FREE!