68.

2.3K 107 30

—Te ves preciosa, amor.—Sentí los brazos de mi novio envolverse en mi cintura mientras lo veía a través del espejo con una sonrisa en nuestros rostros.

—Gracias. Tú te ves muy guapo también.—Sonreí, dándome la vuelta para quedar de frente a él y envolver mis brazos a su alrededor.

Él imitó mi sonrisa antes de ahuecar mi cara y acercarse a mi, juntando sus suaves labios con los míos en un beso apasionado.

—¿Estás lista para irnos?—Preguntó, separándose del beso.

Lo miré y pude notar que mi labial rojo había sido transferido a sus labios y la piel alrededor de ellos.

—Te manché de labial.—Solté una risita, elevando mi mano y limpiando el exceso del maquillaje de su rostro mientras él reía de vuelta, mirándose en el espejo detrás de mi. —Bien, ya podemos irnos.—Tomé mi celular y mi bolso y ambos caminamos escaleras abajo.

----

Antes de entrar al restaurante, Niall abrió la puerta para mi.

—Oh, todo un caballero. Gracias.—Le sonreí.

—No hay problema, nena.—Él también sonrió mientras me seguía por detrás.

—Hola, bienvenidos, ¿mesa para cuantas personas?—La chica en la entrada del lugar preguntó cuando llegamos a ella.

—Dos, por favor.—Niall sonrió.

Ella asintió y tomó dos menús.—Muy bien, sigánme. —La chica sonrió antes de comenzar a guiarnos hacia nuestros asientos.

Niall retiró un poco mi silla para que pudiera sentarme, le agradecí y se sentó en frente de mi, mientras la chica dejaba los menús enfrente de cada uno de nosotros.—Su mesera estará con ustedes en cualquier momento.

Ambos le agradecimos y ella se giró y comenzó a alejarse.

—Este lugar es hermoso, gracias por traerme aquí, Niall.—Le agradecí mientras miraba las páginas del menú.

—No tienes que agradecer.—Él rió un poco, imitando mis acciones y viendo a través del menú en sus manos.

Nos sentamos en silencio, analizando cada página del menú antes de que la mesera llegara a nuestra mesa con una sonrisa en sus labios.

—Hola, mi nombre es Hanna y estaré a su servicio esta noche. ¿Puedo empezar ofreciéndoles alguna bebida? —Ella saludó dulcemente.

Ambos ordenamos nuestras bebidas y la chica lo anotó en su pequeña libreta.

—Muy bien, regreso en un momento.—Ella volvió a sonreía y le agradecimos antes de que se alejara.

—¿Qué vas a pedir, nena?—Niall preguntó,  volviendo su mirada al menú mientras se decidía por qué pedir.

—Um, creo que por a ser una chica grande y pedir un corte de filete.—Conteste.—¿Qué hay de ti?

—No lo sé, estoy pensando en una ensalada o...-

—¿Una ensalada?—Lo interrumpí.—Eso es muy aburrido, Niall. Pide un filete como yo, es demasiado grande.

—Bien, podemos ordenar uno y pedir que lo dividan en dos platos.—Asintió.

—A eso me refería.—Lo miré siendo obvia pero con una sonrisa.

—Oh.—Él volvió a reír y dio vuelta a las páginas del menú para encontrar la sección de filetes—Seamos elegantes y ordenemos un filete mignon.—Sugirió.

Imaginas | Niall Horan¡Lee esta historia GRATIS!