Capítulo 16: Solo un beso.

186 23 0


Milk había llegado en muy mal estado a su casa. Luego del encuentro con el príncipe a la mañana y ver a su amiga salir con Zou, hablo con Let, diciendo que su madre le había dicho algo privado y que no podía contarle.

Durante el resto de la mañana había estado mal y con un peso tremendo sobre ella, que le dijo a su compañera que iría a su casa a descansar. Let le dijo que ella se ocuparía de todo, ya que el príncipe debía almorzar con sus abuelos, pero que la necesitaba para la cena.

Así Milk se libero un poco y voló rápido a su morada para dormir y despejar su mente. Estaba realmente mal y muy preocupada. Bulma sería la presa a la noche y ella sabía que no estaba muy bien de su cabeza. Vegeta la lastimaría de vuelta, y ella se sentía muy culpable.

Salió de la ducha y no se cambió, bajó las escaleras y se sentó en la silla. Quería dormir, pero no podía, con solo pensar las cosas que su amo le haría a su amiga, la entristecía totalmente.

De repente tocaron su puerta. Estaba tan sumergida en sus pensamientos, que fue directo a abrir sin siquiera preguntar quién era. Tampoco se había fijado que solo llevaba una toalla encima.

La puerta se abrió y cuando levantó la vista no pudo evitar ruborizarse, él estaba parado delante de ella.

Dende sonrió despacio cuando la vio, pero también se enrojeció al verla así vestida. Milk sonrió y saludo amistosa.

-Dende!... hola... que haces aquí?...

-Así recibes a tus visitas?....

Milk bajó la mirada y se prendió fuego. Casi muere al darse cuenta como estaba. Intento cubrirse más y casi hace que se le caiga la toalla. Dende como todo hombre reacciono, pero esquivo la mirada. Milk cerró la puerta de golpe y corrió hacía su habitación.

Diez minutos después volvo abrirla y vio que Dende estaba sentado en la entrada de a casa.

Este se volteo al verla de nuevo y sonrió.

-Ahora si puedo pasar?

-Lo siento... estaba distraída. Pasa por favor!

El joven namekiano se levantó y entró a la casa de la pelinegra.

-Siento llegar a esta hora, no sabía que estarías. Pero dijiste que podía venir a cualquier hora para ver a Bulma.

-Si, lo se. Yo te autorice.

-Que bueno que golpee antes.... casi nunca lo hago, siempre entró de una vez. Pero lo hice por las dudas... -Ambos se miraron y sonrieron ruborizados. El hombre cortó el tenso momento. -Bien, solo vine a cambiar el suero de la chica. Debo irme rápido, tengo mucho trabajo con las hembras del príncipe.

Milk lo miró curiosa.

-Que paso con las mujeres?

-No te enteraste?

-No, no se nada.

-Bueno, al parecer Vegeta estuvo muy agresivo anoche y casi mata a todas las hembras. Nunca había sido tan salvaje, no se que paso. Algunas ya fueron curadas y están de vuelta en la habitación, otras están en observación y unas pocas en un tanque de recuperación. Su favorita fue la que peor la paso.

Milk se estremeció al escuchar esas declaraciones, si eso hizo Vegeta con las mujeres que le gustaba, no quería ni imaginar lo que haría con Bulma. Sin querer bajó la mirada y dejó salir unas lágrimas.

Dende la vio y se preocupo.

-Que pasa niña?... que te ocurre?.

-La matara... estoy segura!!

Loca TraiciónRead this story for FREE!