Capítulo 9 - Destino (Final II)

1 0 0

El invierno había llegado sin previo aviso. La nieve cubrió la puerta de su casa impidiéndoles salir. Tampoco había demasiadas prisas por estar fuera, por el contrario, lo que más querían era quedarse al lado de la chimenea y beber algo caliente para entrar en calor.

Finalmente, había logrado quitar las raíces del suelo y habían reparado las maderas rotas, quitado aquellas que estaban podridas y amoblado la casa a gusto. El lugar en donde habían vivido durante esos días en que se habían enfrentado como rivales, ella por terca y él por orgulloso, ahora se había convertido en su hogar.

—Palearé la entrada para ir por más leña —le dijo Robert tomándola de la cintura mientras Lizzy cocinaba.

Ella sonrió haciendo su cabeza hacia atrás y le dio un beso en aquella postura.

—No te esfuerces demasiado que esa herida del pecho no se ha curado —le dijo con seriedad volteando y paseando su dedo índice por su pecho, deteniéndose justo al sentir el borde de la venda debajo de su camisa.

Robert aún no ha sanado por completo. Su cuerpo débil apenas ha ido recuperando fuerzas y con el último resfríado que pescó en la tormenta, fue mucho más lenta su recuperación. Pero Lizzy estaba más que contenta de verlo de pie y andando a sus anchas ya. Lo regañaba. Lo cuidaba. Él la atesoraba como el más grande de sus valores.

Lizzy podía estar segura de que lo amaba y que no se arrepentía de haber dejado todo atrás sólo para vivir su vida siempre soñada.

—Volveré enseguida.

—Tendré la cena servida —lo despidió en la puerta con un beso en los labios después de haberlo ayudado con el abrigo y las prendas invernales mientras lo veía palear y luego, marcharse.

Apenas sus citas empezaban. Y en cada una de ellas, bailarían al compás de la música que siempre sonaría en sus almas.

Cita en el barRead this story for FREE!