89

60K 6.1K 4.7K

—¿Dónde estamos?—JiMin preguntó curioso, YoonGi y él habían hecho un gran recorrido. Después de su huida —y de unos cuantos mensajes de texto por parte de JungKook y Taehyung preguntando su por paradero—, ambos terminaron cenando en uno puesto de comida típica sobre una avenida. A JiMin le pareció gracioso el estar comiendo en ese sitio ante algunas miradas curiosas debido a que ambos vestían muy formal para el lugar.



No les importó realmente, JiMin estaba demasiado alegre y adoraba la manera en la que YoonGi improvisaba en sus citas, ¿Qué importaba si ambos iban vestidos de manera elegante mientras comían alguna chuchería? Eran cosas muy simples con las cuales ambos se sentían cómodos, lo demás no importaba.


—Te dije Mochi, es mi turno de las sorpresas.—JiMin realmente no sabía donde se encontraban, conocía la zona más no el edificio donde entraban, lucía como un edificio de oficinas. YoonGi se acercó al guardia de seguridad, le mostró una identificación y después un asentimiento por parte del hombre ingresaron; JiMin trataba de reconocer el lugar pero no tenía ni la menor idea de que se trataba todo eso.—Te daré una pista... Aquí es donde trabajo.


JiMin se confundió aún más, ¿No era demasiado tarde para visitar ese lugar? Y lo más importante ¿Qué hacían ahí? El mayor tenía plasmada una tenue sonrisa en su rostro cuando pidió el ascensor, JiMin se giró y lo miró atentamente.


—¿Estamos en las oficinas donde trabajas o...?—YoonGi rió levemente cuando vio el rostro de JiMin con visible desconcierto, él era demasiado débil ante esos ojos marrones confundidos y esos labios haciendo un ligero puchero, podría apostar que JiMin ni se percataba de sus gestos, eran inconscientes lo que lo hacía más tierno.—¡No te rías hyung~!


—No te enojes Mochi, yo me sentí igual hace rato, solo espera.—JiMin se dejó abrazar por YoonGi mientras intentaba no desesperarse, ahora entendía a su hyung. Cuando subieron al elevador el pelinegro pulsó el botón con el número 9.


YoonGi le dejó un beso sobre su mejilla, JiMin sonrió y pasó sus brazos por el cuello del mayor, escondió su rostro en el pálido cuello y suspiró. Su noche había dado un giro muy rotundo, YoonGi le había agradecido muchas veces por la fiesta sorpresa y aunque hubieran escapado sin decir nada, siendo honestos se sintieron un poco culpables pero ya pedirían disculpas después, por el momento estaban concentrados en pasarla bien juntos.


JiMin había reído bastante cuando YoonGi le mandó un audio al grupo de chat que había abierto con los demás chicos diciendo que la había pasado muy bien, les había dado las gracias y aclaró que no iban a volver a la reunión, que no molestaran ni hicieran comentarios extraños —eso último fue sobre todo dirigido hacia Taehyung—. YoonGi había recibido una llamada de su madre, al inicio le reprendió por dejar a los invitados sin decir nada pero al final aceptó con un "¿Qué voy a hacer con ustedes?", pero independientemente de todo, la fiesta había salido bien y no podía ni quejarse de la cita con YoonGi —porque eso era, una cita, una muy repentina—.


Cuando llegaron al piso indicado YoonGi tomó su mano y ambos caminaron por el pasillo, había bastantes puertas, había un par de oficinas al final y algunos símbolos de la compañía donde trabajaba YoonGi estampados en los vidrios. JiMin entonces entendió un poquito; ambos se detuvieron en una puerta color blanca la cual tenía una cerradura electrónica. YoonGi se giró para mirarlo, JiMin pudo ver la emoción del pelinegro en su rostro, se le veía un poco nervioso pero sonriente.


—Ok... uhm, no le he dicho a nadie sobre esto, incluso apenas me dieron la noticia hace unos días y... Estoy emocionado, esto significa mucho para mi y quería que supieras sobre ello.—JiMin sonrió enternecido, sintió el apretón en la mano que sujetaba el mayor, pudo ver como YoonGi asentía y marcaba la clave.


Tinder ◈ YoonMin¡Lee esta historia GRATIS!