Capítulo 2

21 3 0

La canción Broken Hearts de Bebe rexha y Nicky Minaj resonaba a través de mi teléfono, mientras elegía un atuendo para la salida de hoy con Ryan, quien ayer me estuvo regalando miradas serias en toda la tarde por que me ponía a charlar con otro amigo nuestro, Dilan Hash, quien para ser un tipo muy serio si que tiene buenos temas de conversación muy interesantes.

Y cuando me trajo de nuevo a mi casa solamente dijo que no olvide la salida de mañana (osea hoy) y que no tenga planes por un tiempo porque el planeo muchas salidas para que pasemos el rato juntos, algo muy raro porque con Lucas no salimos siempre, pero según el, es para recuperar el tiempo de amistad perdido que tuvimos; por lo que no me quedó otra que aceptar.

Una sonrisa se formo en mi rostro al recordar lo bien que la pase ayer con mis amigos y con esos nuevos recuerdos en mente seguí eligiendo algo que ponerme.

Una sonrisa se formo en mi rostro al recordar lo bien que la pase ayer con mis amigos y con esos nuevos recuerdos en mente seguí eligiendo algo que ponerme

¡Ay! Esta imagen no sigue nuestras pautas de contenido. Para continuar la publicación, intente quitarla o subir otra.

Luego de revolver mi armario, encontré que usar .
Un Short jeans y un cinturón de cuero, con unas medias finas que cubren toda mis piernas junto a unos botines de cuero, todo de color negro, Y una remera blanca con la palabra Noir del mismo color que lo demás.

Como ya me había Bañado hace un rato me vestí enseguida y comenze a peinar mi oscuro cabello dejándolo suelto y con un poco de mi flequillo tapando mi ojo derecho.
Me maquille un poco con delineador y brillo de labios, y por ultimo me eche un perfume de rosas que Ryan me había regalado.

_Creo que ya estoy lista_. Dije al ver mi reflejo en el espejo.
Me veía bien pero aún no entiendo porque me arreglé tanto si solo saldré a tomar un helado con mi mejor amigo, la verdad que no lo se, misterios de la vida supongo.

_Abbie!, Ryan llegó!!_. Escuché el grito de mi mama, Marina.
Tome mi bolsito de cuero negro con mi billetera, celular, maquillaje y otras cosas necesarias dentro antes de bajar a recibirlo.

_Hola Ryan_. Salude al verlo de espaldas por estar hablando con mi madre.
El al escucharme se dio vuelta enfocando su mirada en mi, sus ojos tenían un brillo diferente, pero me sentía incomoda Por su penetrante mirada que no se quitaba de mi.

_Mm, ¿Ya nos vamos?_. Pregunté haciéndolo reaccionar de su extraño trance.

_Oh si, lo siento me quedé pensando en algo, pero si, vamonos_. Se notaba nervioso y avergonzado por lo de hace un rato, pero decidí no darle mucha importancia.

Saludamos a mi mamá y nos pusimos en marcha a la heladería Gridito que se encontraba a unas cuadras de casa.
Entramos y nos sentamos en una mesa a un lado de la ventana con vista a un pequeño parque con una fuente y varios juegos para niños. Al ver los niños pensé en mi futuro, me gustaría casarme y tener hijos, formar una familia amorosa, pero con el constante rechazó de los hombres hacia mi persona ese futuro no será tan posible, tal vez quede sola en una casa y con millones de gatos conviviendo conmigo, exagerado y triste pero no imposible.
Igual tratare de pensar en positivo, tal ves mi sueño se cumpla y logre encontrar al amor de mi vida y formar una bella familia.

_Tierra llamando a Abbie_. Escuché decir a Ryan, sacándome de mis pensamientos profundos.

_Perdón, estaba
distraída, ¿que me decías?.

_Pregunté que sabor de helado quieres porque tu sueles elegir un sabor distinto cada vez que vienes_. Comentó lo obvio, porque cada vez que voy a tomar un helado eligió un nuevo sabor para variar un poco y probar algo nuevo, por lo tanto no tengo un gusto de helado definido.

_Sorprendeme_. Sugerí con una pequeña sonrisa, el sonrió y asintió con la cabeza antes de ir al mostrador y pedir los helados.
Mientras esperaba leía los mensajes del grupo que tenemos con los chicos, al parecer se enteraron que Ryan y yo salimos por un helado y querían venir para acá pero algunas de las chicas dijeron que no vayan a interrumpir nuestra cita lo que me sorprendió porque solo estábamos saliendo como amigos.
Al final las chicas dijeron que la pase lindo y que luego les cuente todo y los chicos que son mas perversos dijeron que usemos protección, lo que causó mi sonrojo por la vergüenza.

_¿Porque tan roja pequeña Abbie?_. Escuché frente ami haciendo que soltara mi teléfono de golpe y rebote contra la mesa.
Escuche las carcajadas de Ryan por mi torpeza mientras me entregaba mi helado de Chocolate y banana con salsa de Caramelo.

_Idiota me asustaste_. Reclame con una mirada acusadora.

_Perdóname, pero no pensé que reaccionarias así, pero volviendo a mi pregunta anterior, ¿Porque estabas tan roja? ¿Acaso viste algo raro en tu teléfono? _. Dijo mirándome curioso.

_Mira la conversacion de Whatsapps de nuestro grupo.

Mi amigo enseguida saco su teléfono y comenzó a leer los mensajes, sus expresiones fueron cambiando a leer los mensajes hasta que su rostro se convirtió en un poema al ver los últimos.

_Son unos tontos, esas bromas son muy malas, no?_. Hablé para aligerar un poco el ambiente incómodo que se había formado.

_Ah si si, son unos tontos por decir esas cosas_. Respondió medio nervioso, lo que me resulto extraño pero como siempre lo ignore.

Enseguida cambiamos de tema y  conversamos sobre diferentes cosas, pasando así nuestra tarde con risas, charlas y algunas fotos que nos sacábamos juntos.
Este fue un gran día pero Ryan al dejarme en la puerta de mi casa me dio un beso en la comisura de mis labios haciéndome estremecer pero decidí olvidarle porque seguro fue un pequeño error suyo .

Y así fue como termino este día muy divertido pero incómodo a la vez pero la verdad lo disfrute mucho al estar junto a Ryan, solo que está vez mis sentimientos por el, son diferentes.

Amor Consejero(TERMINADA) ¡Lee esta historia GRATIS!