Segundas oportunidades

2.1K 163 1

Adam
Después de ser perdonado por Mia estuvimos conversando un rato sobre lo que nos gusta y lo que quisiéramos hacer en un futuro nos sorprende a ambos ver que los dos estamos en los planes del otro, pasada ya unas horas tuve que irme me despedí de las chicas y fui a mí casa, se me hizo raro no ver a los demás rondando por hay pero bueno; subo a mi cuarto y me cambio de ropa por algo cómodo, me acuesto sobre mi cama y no deja de venirme a la mente los besos de Mia cada uno fue tan único como especial, no solo quiero que Mia este en mi vida, quiero que esté en ella como algo más especial y significativo, quiero que ella sea mi principio y mi final, cierro los ojos y me dejó llevar por el sueño, no sin antes pensar en cómo pedirle a Mia que sea mí novia.

Stefan
Iba de camino a ver Mía después de un largo día; apenas eh empezado a ir a algunas entrevistas de trabajo pero por desgracia aún no tengo trabajo.
Al llegar tocó la puerta y Mia me abre.

-Hola Stefan, ¿Buscas a Luce?- me pregunta

-Hola Mia, si, ¿se encuentra?

-Ya no tarda en llegar pero pasa y esperala, pasa estás en tu casa- por lo que veo esta de un muy buen humor, le agradezco y vamos juntos a la sala de estar- Oye antes de que llegué Luce, quisiera platicar de algo contigo.

-Dime.

-Bueno has escuchado alguna vez que alguien parecido a mí allá, quizás no se, ¿resucitado y hablado con los muertos?- abro los ojos de sorpresa al oir sus palabras.

-¿¡De que estás hablando!?- le digo histérico.

-Por tú reacción creo que eso es un no- se rasca la nuca nerviosamente- Bueno no necesariamente tiene que haber muerto, si no que también pudo haber estado al borde de la muerte y tras pasar el velo y haber regresado.

-¿Mia qué es lo que hiciste?- le preguntó intrigado, entonces me explica lo que le ocurrió, lo de que estaba apunto de morir por su propia mano, el ver a su madre, y como Adam la trajo de vuelta. Al terminar su relato ella guarda silencioso mientras yo proceso todo lo que me ha dicho- Mia no creo que entiendas la magnitud de lo que me dices; nunca nadie en la historia de los guardianes o los elegidos se ha escuchado que alguien pueda hacer lo que tú hiciste, además de que es peligroso e irresponsable...

-Si lo sé pero....-me interrumpe pero no la dejo terminar.

-Además eres muy importante para muchas personas aquí; Sara, Valeria, Lucía, Tus tíos, Alicia y sobretodo Adam- le digo subiendo el tono de mi voz- Incluso los chicos y yo nos preocupamos por todas ustedes, yo te veo como una muy buena amiga e incluso una hermana, pero entiéndelo, si tú te vas tus hermanas y Sara no lo podrán soportar; al igual que Adam, si supieras lo feliz que es ahora a tu lado incluso al saber que puede que en algún momento le llegue su hora.- veo como se estremece al pensar e imaginarse este mundo sin Adam y por lo que deduzco no le agrada eso- Si supieras lo desdichado que es y fue cuando te enteraste de todo y lo odiaste, sabrías todo el poder que ejerces sobre el por qué el Te ama como a nada en este mundo y sin tí no es nada.

-¿Crees que no lo sé?, a mí me pasa lo mismo- veo que está frustrada- Yo nunca quise esto, nunca quise conocer a Adam en estas circunstancias y nunca quise que toda mi familia estuviera en riesgo.

-Te entiendo- haci me siento yo cuando amenazan a los que amó- Perdón por alzar la voz- me disculpó.

-Descuida, entiendo- me sonríe para aligerar la conversación.

-Entonces, veré qué puedo investigar acerca de lo que te pasó, pero no prometo que allá respuestas Mia.

-Gracias- estaba por decirle que no volviera intentar quitarse la vida cuando me interrumpe- Ella también Te aprecia.

-¿Que?

-Luce, ella también Te quiere mucho pero aún no está preparada para decírtelo, después de lo que pasó con Matt por que teme que si vuelve a querer a alguien, la vuelvan a lastimar- me aclara, se que es cierto pero espero poder cambiar eso y lograr que Luce este conmigo.

-Gracias por compartirlo conmigo.

-No hay de qué, pero un favor no le digas a Luce que te dije todo esto, sobretodo lo de que me morí por que nadie sabe de eso a excepción de Sara y Adam y quisiera que siguiera siendo un secreto por que no quiero alterarlas más. Además de que si le dices a Luce que yo te dije que te quiere, me hará dañó y yo tendré que hacerlo después a tí por no guardar en secreto- me dice sonriendo, no puedo hacer nada más que reírme por sus ocurrencias.

-Tranquila, no le diré nada de esto a nadie, te lo prometo- veo como asiente en agradecimiento y en eso oímos la voz de mi princesa que entra en la casa.

-Hola- dice Lucía al verme- No sabía que vendrías.

-Queria darte una sorpresa y espero que fuera buena- le digo sinceramente.

-Definitivamente, es buena- me dice con una gran sonrisa en el rostro. Ninguno dice nada solo nos quedamos viendo el uno al otro hasta que Mia nos saca de nuestra ensoñación.

-Bueno, yo me voy llendo y.... ¡¡Adiós!!- sale corriendo sin mirar atrás, al verla huir de esa manera Lucía y yo nos reímos.

-Bueno, dime ¿Que haces aquí?-quien saber.

-Queria invitarte a ver una película y también despues ir a comer, ¿Te parece?

-Me parece estupendo-veo un brillo entusiasta en sus ojos y eso me saca una gran sonrisa; y ahora que lo pienso desde que conozco a Lucía no he parado de sonreír, y eso es muy poco natural en mí, pero si tengo que verla todos los días para tener una sonrisa en mi cara, que así sea.

Las Elegidas de la Naturaleza  #Wattys2019Donde viven las historias. Descúbrelo ahora