Tiburonzin

1.3K 278 169


Los personajes de Boku no Hero Academia no me pertenecen, solo el amor que les tengo.


----



El día empezó como cualquier otro, salvo porque Kirishima entró a la academia con un maldito disfraz de tiburón. Bakugou ya había notado que Kirishima tenía una forma de pensar bastante especial, pero nunca consideró que llegaría hasta aquellos límites. Y más allá de que algunos de sus compañeros se rieran de su atuendo y la actitud positiva con que lo portaba, Kirishima lo defendía a capa y espada con que era altamente masculino y frente a los profesores, que le dejaran tenerlo durante ese día; ya que, según él, le daba valor para un difícil movimiento.

Las clases pasaron con normalidad, en los recesos pudo notar como Kirishima intentaba acercársele, seguramente para tener una de sus charlas habituales y era interceptado por alguno de sus compañeros para sacarle la verdadera razón por la que estaba usando era ropa en la academia y por las chicas de tanto su salón como del B; que por alguna razón molesto a Bakugou, que lo tomaban de rehén para sacarse fotos. Ya que, según ellas, ese traje lo hacía lucir adorable. Y, debía admitirlo, para Bakugou también. Hasta llegó a aparecer para finales de las clases una chica de último año que cada tanto se reunía con la cara redonda y la chica rana, para tomarse una foto los cinco juntos, ya que después sumó a Deku y de alguna forma terminó con dos chicos más de último año.

El único momento en que pudieron tener una charla como la gente fue durante el entrenamiento, que tampoco se dio, ya que el poco tiempo que tuvieron para hablar Bakugou podía ver como Kirishima quería sacar un tema, pero lo terminaba dirigiendo hacia diferentes direcciones en vez de lo que realmente quería hablar. Más tarde, con la charla que nunca llego a ningún lado, Bakugou se quedó observando como Kirishima saciaba su frustración en la práctica.

----

Después de haber cenado, Bakugou se alejó dirigiéndose directamente a su habitación; sin ser parte de la charla que estaba teniendo el resto de sus compañeros, charla que parecía estar concentrada en Kirishima. Pasó la siguiente hora leyendo, renegándose mentalmente por haber pasado todo el día tan pendiente de lo que hiciera y dejara de hacer el pelirrojo, desconcentrándose de su verdadero propósito. Su lectura fue interrumpida, aunque su mente vagaba tanto que no llegó a prestarle la atención necesaria desde un principio, con unos golpes en la puerta. Al acercarse para abrir pudo ver a Kirishima, aún con el maldito disfraz, en la puerta; y a una gran mayoría de su clase detrás de él. Escondiéndose de una forma terrible.

— ¿Qué mierda está pasando? —ni bien soltó la pregunta, Sero puso desde su celular el soundtrack de tiburón. Éste, junto a Ashido, Kaminari y Uraraka comenzaron acompañar la música con sus voces; mientras Hagakure saltaba con unos pompones que quien sabe de donde había sacado. Que Kirishima empiece a moverse a su alrededor como quien se estuviera preparando para atacar a su presa, no ayudó a alejar las dudas sobre la estabilidad mental de sus compañeros.

— TÚ PUEDES KIRISHIMA —primero gritó Ashido

— VAMOS TIBURÓN —la secundó cara redonda

¿Qué mierda pasa? —se preguntó Bakugou

No pasó mucho hasta que obtuvo su respuesta, ya que después de que Kirishima versión tiburón lo estudiara tras caminar alrededor suyo durante unos largos minutos (donde Bakugou se cuestionaba porque directamente no entró en su habitación dejando a esos locos allá fuera) el pelirrojo se giró para observar a sus amigos, levantó el pulgar decidido y tras acomodar el disfraz y que no le tape el rostro, tomó el rosto del cenizo y dio rápidos besos en diferentes partes de éste. Para terminar como un fuerte beso en los labios, que a Bakugou lo hizo trastabillarse y por suerte, no caerse.

TiburonzinDonde viven las historias. Descúbrelo ahora