Kirishima Eijirō

13.3K 947 212
                                    


—¡¿En serio?! ¡¿en serio, Bakugō?!—se burlaban y reían Sero y Eijirō. Me fijé en el aura de Katsuki, realmente parecía que en cualquier segundo explotaría. No podía negarlo, la escena que estaban montando era algo con gracia.

—¡No se rían! Mi pelo se acostumbró y no vuelve aunque lo lave.— apenas se podía mover del enojo, no sabía si tener el númerito o solamente disfrutarlo.—¡No se rían! ¡Los mataré!

—¡Inténtalo, raya en medio!—gritaba riéndose Sero, casi ya atragantado con su risa.

—¡¿Qué dijiste?!— y como si fuera magia el pelo de Katsuki volvió a ser normal, en vez de ese languetiado de vaca. Literalmente su pelo hizo "BoMB!".

—¡Volvió!—reían y gritaban aún ambos con demasiadas fuerzas para seguir molestando.

—¡Oye, tú! detén a tu puto animal.— mirándome enojado y con explosiones en sus manos. Caminé para estar en medio de los tres, dándole la espalda a Katsuki.

—Vamos chicos, dejen de molestar a mi Katsuki-kun —hice puchero juntando mis dos manos.— Creo que te ves lindo de esta manera Katsuki-kun— abrazándolo por el cuello y despeinándolo— Pareces un maldito nerd.— burlándome de él.

—Maldita desgraciada!—de sus manos empezaron a salir explosiones nuevamente.— Los mataré a todos, malditos bastardos.— decía entre dientes.

—Tranquilo Katsuki-kun— le di un beso en la mejilla. Hizo un pequeño "tsk" y giro la cabeza bruscamente sin decir nada.

—¡¿Ehhh...?! Me pondré celoso si vuelves a hacer eso.— podía ver a un Eijirō de brazos cruzados y serio.—Que Bakugō sea mi amigo no significa que dejaré pasar todo— su frente se arrugó notablemente.

—Pelea de pareja matrimonial, yo no encajo en esto—  por así decirlo, se fue con un cohete en el culo.

—Me encanta que te coloques celoso, Bakugō también es mi amigo, lo sabes— salté a abrazarlo, tomándolo desprevenido.—Tienes claro que solo te quiero a ti—le giñé el ojo, y sonrió.—Amo tu sonrisa— dije sin pensarlo y luego me di cuenta, me sonroje levemente.

—Así que amas mi sonrisa- levantó una ceja, se acercó a mi haciéndome sonrojar fuertemente y me dijo en casi un susurro.—Y yo te amo a ti.—me sonrió de esa manera que puede causar muchas cosas en mi, de esa manera que solo el puede hacerlo. Sin dudarlo lo tomé de su camisa y lo acerqué a mi.

—Eres un idiota, un idiota que amo— le sonreí pero él fue el que me beso, tomándome por la cintura haciendo que sintiera cosquillas en el estómago.

—¡Consigan un cuarto!—esa voz era más que reconocible para mi, lo cual hizo que me separara de Eijirō sin que me dejara de abrazar por la cintura.—Y no se les olvide la protección, no quiero ser tío tan joven. —estaba toda la clase mirándonos.

—Maldito Kaminari, te mataré — dije entre dientes. Me separé de Eijirō y de mi cuerpo empezaron a salir llamas.

—Tra-tranquila— sus manos se encontraban frente a el moviéndolas frenéticamente para que no me acercara. Me detuve y solo lo miré, apagué mis llamas.— Juntarte mucho con Bakugō te afecta demasido.

—¿Qué dijiste? creo que escuché mal— Sonreí de manera tétrica.—¿A caso...quieres morir?— a Denki se le fue el alma por la boca.—Eso pensé.— Sonreí triunfadora.

—Etto...(T/n)-san— escuché una voz a mis espalda. Me di la vuelta encontrándome con Deku.

—Midoriya-kun, ¿hay algún problema?— pude darme cuenta que se colocaba nervioso, su experiencia en no poder hablar bien con chicas era notable.

—Pensé que solamente eran amigos con Kirishima-san.— razco su nuca con nerviosismo.

—Nostras también pensamos que eran amigos—decía Momo y Mina asentía.

—Etto...En realidad todos pensábamos lo mismo.—Ochaco habló por todos.

Es novia.—habló de manera seria. Me abrazó por la cintura de manera dominante colocando su cabeza en mi hombro. Deku se sorprendió con el tono que hablaba Eijirō, nunca lo había visto hablar de esa manera o dirigirse a alguien con ese semblante tan serio.

—N-no es lo que piensas. (T/n)-san no me gusta ni nada de eso, Kirishima-kun— decía mas nervioso— Sólo lo encontraba raro, parecían tan amigos y con esa confianza tan grande pensé que eran mejores amigos. Me causó mucha curiosidad y quería preguntar cuánto de noviazgo llevan...— hablaba muy rápido.

—Ohhh! Sí solo era eso.— sonrió agradablemente de nuevo. —Hoy cumplimos cuatro años—dijo mientrás me encontraba algo sonrojada, Eijirō beso mi mejilla.

—Nos conocemos desde niños por eso hay tanta confianza, aparte sé que podría confiar siempre en mi chico roca.—entrelacé mis manos con las de él.

—¡Noooooo! Mi KiriBaku murió — Mina llorando a mares.—Pero me encantó el Kiri__—levantando el dedo pulgar en forma de aprobación.

—Hacen una muy linda pareja— se sonrojó Ochaco. Debe de estar pensando en Deku.

—Gracias Ochaco-chan— sonreí tiernamente.

—¡Vamos es hora de comenzar las clases!- gritó Tenya después de dar un discurso que ni siquiera tomé atención, Denki siempre habla demás.

Luego de las clases con All Might, en los vestidores.

—Oye, Midoriya— le hacía señas con sus manos para que se acercara.—Encontré algo genial, ven aquí — decía serio.— Mira este hoyo, shankshank, ¡Debe ser el legado de nuestros antecesores! ¡ya saben lo que hay al lado!— la mayoría de los chicos tomaron atención a lo que decía luego de decir eso.— ¡El vestidor de chicas!

—¡Detente, Mineta-kun!- Lida con tono de autoridad.—¡Husmear es un acto criminal!

—¡Mi pequeño Mineta ya es un acto criminal!— sin pensarlo miró por aquel agujero.—¡Las grandes Yaoyorotetas de Yaoyorozu!, !La cintura delgada de Ashido!, ¡Las bragas flotantes de Hagakure!, ¡El Urarakacuerpo de Uraraka!, ¡La cintura, tetas y culo de __....- se quedó en silencio al recordar que allí estaba apunto de nombrar a la novia del pelirrojo que se endurece. El pelirrojo, en el cual estaba pensando en aquél momento se encontraba con su mano derecha endurecida, listo para golpear al pequeño Mineta si decía algo respecto a su novia. Sólo lo miraba con el semblante serio, cada vez que se metían con ella salía el demonio mismo de Kirishima. Había un chico explosivo que estaba de igual manera que el pelirrojo, Mineta al darse cuenta de la amenza que tenía encima de él...Si es que decía algo estaría muerto en menos de un segundo, tragó en seco y se saltó a la castaña y prosiguió con su acto tan pervertido—¡Las inesperadas tetas de Asui...!—no pudo seguir ya que algo o alguien le causó dolor al pequeño Mineta, el cual hizo que gritara. A eso se le podría llamar karma.

—¡El Earphone Jack de Jiro! ¡Con su precisión y ataques sorpresa, es muy fuerte!— decía temblando Midoriya.

Al otro lado del muro

—Gracias Kyoka-chan.— Hagakure, la chica invisible decia aliviada.

—Que despreciable.—Momo disgustada.

—Me he sentido violada, es que tapar eso de inmediato.—decía la novia del pelirrojo.—De nada me sirve tener a mi mejor amigo y mi novio si no hacen nada.—su humor se había ido a la mierda, estaba enojada.—Estos idiotas se las verán conmigo...-prendiendo sus llamas y tronando sus dedos, mostrando una sonrisa aterradora.

//One Shots-Boku No HeroxLectora//Donde viven las historias. Descúbrelo ahora