Capitulo 10

5.9K 238 31

Era mi primer día de Escuela en Estados Unidos, sonó el despertador que me había organizado Spencer, no me quise levantar de verdad pero el sonido ya me estaba molestando demasiado, me levante, me quite los nudos del pelo y lo recogí en un moño alto para bañarme, me desvestí y entre a la ducha, tarde 10 minutos aproximadamente en ella, salí, y me puse a escoger ropa, era muy raro porque en Colombia todo el tiempo era con uniforme entonces me decidí por unos jeans, una blusa negra y unas botas, me solté el cabello y termine de arreglármelo, cepille mis dientes, agarre una mochila un poco pequeña, agarre otra prenda por si algo inusual ocurría y baje.
Cuando baje vi a Spencer y a Alex sentados en la mesa comiendo pan con Nutella

-Buenos Días -digo sonriendo- 
-Buenos Días _____ -dicen los dos- 
-¿Que hay para desayunar? 
-Agarra lo que quieras bonita -dice Spencer comiendo sin parar de mirarme- 
-Bueno –digo dirigiéndome a la nevera- ¿tienen algo de jugo?

-Hay un poco de jugo de naranja –dice Alex lavando platos-

-Gracias –Abro la nevera para sacar el jugo, cuando lo hice cerré la nevera- ¿Dónde están los vasos?

-Arriba tuyo –dice Spencer con tono de burla-

¡¡La tonta despensa media como dos metros y medio!! Bueno, desde mi vista ¿Cómo se supone que Spencer alcanza eso si mide igual que yo? Los americanos están locos

-Ven, deja de empinarte –dice Alex, interrumpiendo mi gran esfuerzo en el alcance de la despensa-

Y el sin ningún esfuerzo alguno, abrió la despensa y saco el vaso, Alex mide como 2 metros, a los altos se les hace la vida más fácil

-Gracias –recibiendo el vaso-

Me serví hasta la mitad, todavía sentía la mirada de Spencer al poner el vaso en mis labios, tomo un sorbo y adivinen que paso… Dejen que Spencer se los diga.

-¿Naranja con sabor a Menta? –dice reaccionando con risas ante mi cara de disgusto-

Había olvidado que había lavado mis dientes, ese sabor a comida con crema dental es asqueroso. Solo lo ignore y seguí con mi jugo y un poco de pan, al terminar volví a subir para lavar mis dientes otra vez
Cuando baje Spencer y Alex ya me estaban esperando afuera

-¿Lista?
-Lista.

Salimos y al pasar por la casa de los Grier salen Hayes y Nash, ellos saludan a Alex y a Spencer y un abrazo corto y amigable y a mí me saludaron solo con un abrazo

-¿Enserio? 
-¿Enserio que?
-¿Acá no se saludan de un beso en la mejilla? 
-No... Eso pasaría si fueras mi novia -dice Nash- 
-En Colombia solo significa como un "hola" o un "adiós" 
-Hayes se acerca a mi mejilla y la besa- 
-sonrío- Hola -rio- ¿viste Nash? No es nada 
-Tenemos mucho que aprender 
-reímos-

Cuando ya seguimos nuestro camino una pequeña niña se acercó a Nash…

-¡Nash!, ¡Nash! Casi olvidas tu teléfono -dice la niña rubia con ojos verdes- 
-Gracias Sky -le besa la frente- Ve, vuelve a casa 
-¡Adiós! -se va- 
-Por Dios, tu hermanita es hermosa -sonrío- 
-Es hermosa en su momento, pero cuando no, es el diablo en persona.

Nos detuvimos en una casa mucho más grande y de ella sale una chica la cual saludo a todos muy empalagosamente, y a Hayes casi se lo come dándole un beso en la mejilla y pues Hayes solo se la limpio con rabia y a mí me miro con cara de "Ugh"

-Isabelle -sonríe hipócritamente- 
-________ -seria- 
-¿Y tú qué? ¿De dónde apareciste? -Mirándome mal- 
-Ahora vivo con los Hoffman -sin mirarla- 
-UGH! Que asqueroso acento, de que potrero se la abran traído 
-Ven Isabelle -Alex la aleja de mi-

Quería ahorcarla de verdad, aparte de que me trata mal al momento de conocer no tenía por qué hablarme mal, no le he hecho nada.

Cuando Alex la alejo de mi Hayes me rodeo con el brazo mientras caminábamos

-Isabelle lo mira- ¡Estúpida! ¡Suelta a mi novio ya! -alza su mano para darme un cachetada- 
-Hayes me cubre- Isabelle ni se te ocurra tocarla, ¡¡supera que ya no eres mi novia!! -Dice gritándole- 
-Ugh -lo mira mal- y tu estúpida ¡ya estas advertida! -me dice y coge su propio camino- 
-Me pongo roja de ira- 
-Lo siento, ella todavía cree que soy su novio -me vuelve a abrazar- 
-Ya entiendo por qué terminaron, y apuesto tú le terminaste 
-Exacto -ríe-

Llegamos a la escuela, pude notar que algunas chicas se le acercan a Spencer y a Alex, cada una tenia unos shorts que apenas les tapaba algo de piel, Hayes me acompaño donde el director a que me diera mis libros y mi horario 
Llegamos a la oficina

-Hayes toca la puerta-
-Pase!! -dice una voz gruesa desde adentro- 
-Pasamos- 
-Hola Benjamin -dice un señor en traje con el pelo gris- 
-Hayes -le corrije con un acento de "no me llame mas asi"- 
-Si, si, es lo mismo -dice organizando su escritorio- y tu debes ser la nueva "Hofmann" -hace comillas con sus dedos- 
-Algo asi -rio- 
-Okay, para que grado vas? 
-A noveno... -miro a Hayes- 
-Vas al igual que Benjamin -busca en su cajon- 
-Hayes -vuelve a corregir- 
-Bueno, ya que lo conoces vas con su mismo horario -me pasa un cartonsito que es el horario- 
-Gracias -sonrio- 
-Buena suerte, y tus libros te los entregara cada maestro 
-Muchas gracias

Salimos de la oficina y nuestra primera clase era Algebra, entramos a la sala y habian alrededor de 10 personas y todas se me quedan mirando con cara de "Wow, es nueva", en esa misma clase estaba Isabelle y al instante miro a Hayes

-Tranquila que es la unica clase que hay con ella -me dice al oido-
-Ay no Hayes -digo con cara de disgusto- 
-rie-

Nos sentamos un poco al fondo y veo que la gente me sigue observando

-Hayes, estoy intimidada -digo mirandolo a mi lado- 
-Te acostumbraras, eres linda, te sentiras observada por un largo tiempo 
-sonrio-

Despues de unos 15 minutos cuando terminaron de llegar las personas tambien llego el maestro que se veia amigable

-Buen dia clase -muy animado- que tal su fin de semana? -al preguntar pone su mirada en mi- Oh, veo que tenemos una nueva estudiante, ven aqui pequeña -me dice-

Cuando vi que el maestro queria que me pusiera en frente lo hice sin ganas y me pare mirandolos

-Bueno, yo soy el maestro Edwards y sere tu maestro de Algebra, dile a la clase cual es tu nombre, edad y de que escuela vienes 
-Ay Dios mio no -pienso- 
-Soy _____, tengo 15, y pues vengo de Colombia 
-Exactamente de que potrero -dice Isabelle gritando para que la clase escuchara- 
-Todos los estudiantes rien menos Hayes y una chica con el pelo rojo aquella que le tira un libro justo en el cuello- 
-Tu te calmas mocosa -dice Isabelle ordenandole a la chica- 
-Isabelle, de que hablamos hace un tiempo?
-Ya puedo regresar a mi puesto? -roja de ira- 
-Claro -sonrie-

Mi "Mejor Amigo" y sus "Lentes de Contacto" {Hayes Grier y Tu}¡Lee esta historia GRATIS!