Anne sonrió y miró a su hijo.

—¿Qué decías cariño? —preguntó.

—La resbaladilla, si la tenía que poner ya adentro —le repitió, haciéndole un mimito al bebé en los brazos de su madre—. Qué hay, campeón. ¿Listo para las actividades?

Ethan saltó en brazos de Anne con emoción, dedicándole balbuceos a Harry. A Louis le latió fuerte el corazón.

La mujer asintió—. Oh, sí, sí. Iré a llamar a alguien para que la recoja y pondre a Ethan a jugar un poco, parece energético hoy —le sonrió a Louis y este rió.

—Adiós bebé, papi vendrá más tarde —Louis le acarició la mejilla y soltó un suspiro. Su bebé sonrió. Anne se despidió con un ademán y comenzó a caminar. Entró a la estancia y Louis hizo una mueca, siempre extrañaría a su bebé. Era la parte más dificil de su día, tener que decirle hasta luego.

Harry observó la escena con ternura y sonrió.

—Eh, le vamos a cuidar bien —habló con suavidad. Louis lo miró a los ojos y sonrió.

—Hola Harry.

—¿Cómo estás Louis? —preguntó cruzandose de brazos y recargandose en el barandal. Louis bailó un poco en sus pies y bajó la mirada.

—Muy bien. ¿Y tú? —respondió bajito. Tendrán que perdonarlo pero le daba un poco de pena el hecho de saber que habían tenido lo suyo en estado de ebriedad. Aunque no eran imagenes claras, recordaba las manos de Harry tocando muchas partes de su cuerpecito. Y bueno, él tampoco había dejado pasar la oportunidad.

—¿Tienes pena? —preguntó Harry soltando una risita.

Louis abrió un poco la boca y lo observó, al momento sintió su notorio sonrojo.

—No, no —negó. Bueno, era un mal mentiroso. Harry volvió a sonreír.

—¿Está aún en pie la salida? —preguntó. No pasó ni siquiera un segundo cuando Louis ya estaba asintiendo.

—Sí. Hm, si quieres, digo —murmuró.

—Estaba pensando salir a tomar un helado al parque, caminar tomados de la mano y eso —dijo con una sonrisa socarrona. A Louis le pareció un sueño. Harry era tan lindo, amable y tierno. Quiso llorar, después Harry rió llamando su atención—. Claro, después tendrás que acompañarme a mi apartamento pues hay algunas cosas que no puedo hacer sin compañía —le guiño un ojo y Louis enrojeció de nuevo frunciendo el ceño.

—Ey —murmuró—. Eso fue atrevido y... Grosero —hizo una mueca tierna mirando a Harry con el ceño aún levemente fruncido.

El rizado negó con la cabeza y le apartó algunos cabellos de los ojos.

—Era una broma —sonrió—. ¿Qué te parece si vamos a comer en algún lugar? —deslizó su mano por la mejilla de Louis con lentitud—. Eres muy suave.

Louis tomó la mano de Harry y la apartó en un delicado movimiento apreciando ese gesto de Harry con el corazón entero. Asintió después, parpadeando con ternura.

—Me he quedado con tu abrigo —soltó. Harry acaricio el dorso de su mano mientras observaba—. Y no me lo has pedido. Me olvide de entrégartelo.

—No importa —Harry volvió a mirar sus ojos—. Puedes darmelo luego.

Louis asintió.

—Tengo que ir a clases —suspiró.

—Te veo luego y... Perdona esta terrible presentación —rió señalando su notable desnudez y poca ropa. Louis parpadeó algunas veces observando el cuerpo de Harry, era... Sensacional, Dios, sí. Mordió su labio y asintió volviendo a ver el rostro de Harry.

—Eh, sí... Ah, no tengas cuidado —sonrió.

—Te veo luego, entonces. Cuidare bien de tu bebé —soltaron sus manos con lentitud y ambos se sonrieron, Harry entró y cerró la cerca sacudiendo su mano despidiendo al menor.

—Gracias —Louis también sacudió su mano y giró comenzando a caminar.

Sin duda alguna, había sido mejor de lo que pudo esperar. Harry era amable, dulce, divertido y... Por alguna razón quería volver a salir con Louis.

Creyo en la suerte. Pues si no era eso, entonces no sabía qué había ocurrido.

•••

Hola mis queridas campamochas!

Espero les haya gustado!

Les agradezco su apoyo! Les mando besos y abrazos hasta donde esten y nos leemos en la proxima actualización!

No se olviden de votar y comentar qué les parecio!!

Adiosss💜

All the love, Dayadna.

Take the Pressure • Larry Stylinson¡Lee esta historia GRATIS!