Capítulo 8: Instinto saiyajin

218 20 1


  Planeta Vejita, 5 meses después.  

"Todo había pasado rápidamente en el planeta de los saiyajines. La vida era tranquila y muy gloriosa para la raza guerrera. Las purgas habían sido exitosas, casi todas liderada por el príncipe del planeta rojo. Los guerreros cada día se volvían más fuertes y las batallas más interesantes.

Cada hombre y mujer habían logrado satisfacer su orgullo a su manera. Pues sin duda alguna, la llegada del príncipe había traído gloria y prosperidad. No obstante durante esos cinco meses, los reyes estaban a las expectativas del gran emperador.

Ellos ocultaban cosas al planeta, pues cada vez que el terrible tirano llegaba al territorio nadie se enteraba mucho de la visita.

El rey estaba harto, pues la mitad de las cosas que recaudaban siempre se las llevaba el temido guerrero del frió.

La reina sabía perfectamente lo que tanto frustraba a su esposo, pero no podía hacer más que apoyarlo y ayudarlo con las cosas del reinado.

Al igual que el consejo real que también estaba al tanto de las miserables e injustas cosas que hacía Frezeer con sus recursos, pero, se decían que algún día el príncipe Vegeta iba a llegar a ser el legendario Super saiyajin y lo derrotaría sin piedad. Mientras esperaba a todos aquel suceso, no podían hacer más que obedecer y entregar sus pertenencias."

El cura miró a la muchacha de cabello azul que tenía enfrente y le interrogó pensativo.

-Las cosas no iban bien en ese entonces, verdad?

-Para nada. El planeta prosperaba, pero Frezeer siempre se las ingeniaba para apoderarse de todo... El rey jamás se dio cuenta del miedo que les tenía el idiota ese... siempre tenía todo oculto... si lo hubieran enfrentados entre todos hubieran obtenido la victoria seguro...

-El rey subestimó a sus propios guerreros.

-Pero no Vegeta... el pudo darse cuenta de muchas cosas....

"El príncipe Vegeta estaba consciente de aquella presión, sabía que el futuro de su reino estaba en sus manos y a pesar de que había decidido tomarse un tiempo de descanso, al tercer mes desistió de la idea, al ver una reunión de sus progenitores con la afeminada lagartija.

-Espero que el próximo mes sea mejor querido rey Vegeta... esto me esta desilusionando!... vengo de muy lejos por esta porquería, realmente me estas haciendo enojar...

Vegeta vio como su propio padre se doblegaba ante el maldito ser y solo asentía como un estúpido lacayo.

Su sangre hervía de furia, pues su padre vivía día a día las cosas que a él le había pasado un tiempo antes y repetidamente durante diez malditos años.

Pero sabía de la desventaja de poderes y entendía la humillación que tenía que soportar su padre. No le quedó remedio que aguantar su furia y volver a sus entrenamientos.

Si duda se volvería más fuerte como sea, y a toda costa se convertiría en leyenda, solo para poder humillar al maldito emperador."

-De verdad eras muy cercana al rey si sabias todas esas cosas...

La chica se dio la vuelta y le sonrió.

-Ya le dije que si... Vegeta, el príncipe tenía miles de cosas en su cabeza en aquellos días, y Frezeer era una de las más importantes... No obstante trataba de vivir su vida normalmente... Más allá de aquellas preocupaciones que en realidad jamás se habían ido, el planeta estaba en paz.

Loca TraiciónRead this story for FREE!