Capitulo Uno.

5.3K 612 561

Hay un momento en la vida, donde sabes, sin lugar a dudas, que la mierda ya te llegó al cuello y estas completamente jodido.

Yo estaba allí.

Yo estaba completamente allí.

Y no podía culpar a nadie más que a mi mismo por la situación en la que me encontraba. Bueno, en realidad, si podía. Podía culpar a los imbeciles que tenía por amigos. Pero dado que yo era quién había elegido mantenerlos cerca, entonces, la culpa automaticamente volvía a mi. Lo que me dejaba, al final, como único culpable de todo.

Jodida logica.

—¿Como diablos terminamos en esta situación? —Harry gritó, que su espalda y la de Niall chocaban con la mía—. ¿Por qué siempre terminamos en este tipo de situaciones?

Podría haberle contestado, había miles de respuestas validas para sus preguntas. Nuestra idiotez combinada. Nuestra mala suerte chocando. El destino. La vida misma jodiendonos. O tal vez, simplemente, era cierto el dicho de que los idiotas estaban repartidos por el mundo estrategicamente para que siempre fueses capaz de encontrarte con uno. Tantas posibilidades.

Pero yo estaba más concentrado en afirmar el agarre sobre la espada en mi mano y mantener una estrecha vigilancia sobre los cinco enojados coyotes que nos rodeaban, esperando la más minima distracción para atacarnos, que en responder sus dudas existenciales.

Ahora, seguramente, se preguntarán como terminamos en tal situación. Para responder eso, podría simplemente explicar como las cosas se salieron de control mientras estabamos en la pista de un club llamado "Red lights" -supongo que el nombre debió ser algún tipo de señal de alerta para nosotros- a solo pocas cuadras de donde nos encontrabamos. Pero en realidad, personalmente, creo que nuestros problemas comenzaron mucho antes de que esa situación se desarrollara.

Ponía el punto de inicio cuando tenía unos doce años y conocí a esos dos tipos extraños que ahora estaban cubriendo mi espalda. Admito que debería haberme alejado luego de darles el primer vistazo. Pero, ¿como iba yo a saber que el desgarbado joven de castaño cabello, ojos llamativos y exceso de brillo en verdad era algún tipo de principe hada y que el tipo rubio que lo acompañaba, era nada menos, que un vampiro?

Siendo sincero, mis instintos no eran tan geniales como los de ellos.

Debí haberme alejado cuando choqué con ellos en ese pasillo, pero no lo hice, asi que no había nadie más a quién culpar que a mi propio deseo masoquista latente en mi interior.

Uno de los coyotes chasqueó los dientes en mi dirección, la espada en mis manos se inclinó en su dirección—. ¡Ni siquiera se te ocurra! —le grité—. Muerdeme y te juro lo que sea en lo que creas, que te meto esta espada por el culo hasta convertirte en una brochet y te doy de comer a los lobos salvajes, y disfrutaré viendo mientras sacan hasta el último resquicio de carne de tus jodidos huesos.

—Tan descriptivo —Niall murmuró—. Bruto.

—Sordido. —Harry agregó.

—Un poco enfermo.

—Bastante trastornado.

—Te dije que debiamos hacerlo analizar cuando lo conocimos. Él llevaba una camiseta de N'Sync ese día, si eso no dice "mentalmente trastornado", no sé que lo hace.

—No me mires a mi, yo te dije que lo ignoraras, fuiste tu quién se detuvo a hablar con él. Tu elección, tu responsabilidad.

—¡Llevaba una camiseta de una boy band de los noventa! Tenía que decirle algo.

—Por supuesto que tenías que decirle algo, porque tu nunca puedes mantener la maldita boca cerrada.

—No cuando veo a un joven desperdiciar su vida de esa manera.

Una pizca de magia |Ziam| Pausada¡Lee esta historia GRATIS!