Capítulo 12

2.9K 402 77

Louis miraba al frente, tenía una copa de vino en las manos y la música del lugar ocupaba toda su capacidad para escuchar. ¿Cuantas copas había bebido ya? Sin duda alguna no importaba mucho porque se sentía un poco en las nubes, su cuerpo liviano y una sonrisa muy bonita estaba en su rostro.

—¡Eso Niall! ¡Un poco más! —su amigo tenía un embudo al rededor de sus labios mientras varias personas que le rodeaban en un circulo vertían diferentes bebidas en el. También movía sus caderas mientras trataba de beber sin derramar.

Bebió de su copa una vez más alzando una ceja. ¿Cómo era que Niall había terminado así? Hacía menos de dos horas Louis lo había visto llegar y saludar a varías personas con educación. Lo que era la bebida. Si no la controlas, no la bebas.

Su mente divago un poco, pensaba en Ethan, en lo que era su vida y que rayos estaba haciendo allí en lugar de estar abrazado al pequeño y cálido cuerpo de su bebé. Oh su bebé, tan bonito y precioso. Zayn debía de estar cuidandolo muy bien, Zayn... Su bonito pelinegro. Tantas cosas habían compartido juntos antes, trajeron al mundo un bonito niño y en su epoca había sido muy felices. Un ejemplo de noviazgo adolescente para envidiar. Eran perfectos el uno para el otro, ¿por qué Zayn había tenido que arruinarlo?

Suspiró.

Se preguntaba cada día si era una buena idea encerrarse en el pasado, en tratar de encontrar lo que habían perdido. Siempre terminaba diciendose a sí mismo que no, no valia la pena volver atrás porque lo que se había roto una vez podría romperse dos veces. Quería dejar libre aquello, pero se sentía cada vez más atrapado con el suave cariño que Zayn mostraba en sus ojos. Y necesitaba salir de allí con urgencia.

[...]

Louis bebió, ésta vez ni siquiera sabía lo que estaba llevándose a la boca. A unos metros, sus dos amigos estaban frotandose entre sí mientras se daban de besos humedos probablemente ya muy ebrios. Podía jurar haber escuchado decir a Niall un par de horas atrás que a nadie le gustaba Liam, que cosas. Tragó el liquido y suspiró, mirando en otra dirección.

Estaba aburrido y ebrio, habían llegado hacía tres horas a la fiesta y él solamente estaba allí de pie sin hacer nada interesante recargado en la barra mientras bebía y bebía. Un poco, poco, pocooo pasado de copas pero no era peligroso, no estaba haciendo nada. Uh, sí. Nada, que buena forma de divertirse. Ya quería irse a casa.

—¿Aburrido? —miró a su costado, el lindo hombre de rizos estaba allí, un poco despeinado y sonriente, se había recargado en su propio brazo mientras le daba un tragó a su botella de alcohol. Se había olvidado por completo de Harry, recordaba que recién llegaron el rizado fue arrastrado por varias y varios hasta la pista de baile naturalmente cautivados por la belleza que poseía.

Louis le sonrió vagamente. Harry pensó que era tan lindo y tierno con esas arruguitas a los costados de sus preciosos ojos azules.

—La verdad es que sí. ¿Qué hora es? Creo que tengo un poco de sueño —murmuró soltando un pequeño bostezo.

Harry sonrió.

—Pasado de la una de la mañana. ¿Cómo planeas divertirte sino sales a bailar? —preguntó—. Desde que llegamos no te has movido de aquí.

—¿Tú te estás divirtiendo mucho? —volvió a bostezar. Parecía un pequeño gatito, según Harry.

—El baile es mi fuerte —alzó una ceja divertido.

—Pf, nadie me ha invitado a bailar aún —Louis se alzó de hombros rodando los ojos con diversión.

—Haberlo sabido antes. ¿Vamos a bailar? —el rizado sonrió, dejando su cerveza en la barra.

Take the Pressure • Larry Stylinson¡Lee esta historia GRATIS!