-Sí tú lo dices...

-Ella también lo dice. -La bebé volvió a moverse como si le diera la razón a su padre.

-Que fuerte, estáis todos en contra mía...

-Es lo que tiene tener un papá así de guapo. -Lo miré ofendida mientras que él reía.

A Charlotte Rose solo le quedaba un mes para tenerla entre nuestras manos. Tanto Efrén como yo estábamos ilusionados con la llegada del nuevo bebé, y Nolan ni les digo.

-¿Ya sabes a quién escoger para que sean sus padrinos?

-Sí, creo...

-¿Crees? -Asintió sin dejar de acariciar mi vientre.

-La madrina estaba más que claro que sería mi mamá, pero el padrino... Tengo mis dudas.

-¿Con quién?

-Puesto que Marco ya es el padrino de Nolan y por mi parte ya no hay nadie más... Creo que voy a coger a Dave.

-Me parece bien. -Dije después de pensarlo unos instantes.
-Después de todo, te toca a ti elegir a sus padrinos, así que si lo quieres a él...

-Sí. Muy bien, Rose. Ya tenemos a tus padrinos escogidos.

-¿Se lo decimos a Lorraine?

-¿Por qué se lo tenemos que decir?

-Porque es mi amiga. Además, creo que le gustará tocar a Rose. Me gusta cuando me dice que la ve...

Y era verdad, al parecer Lorraine tenía una especie de contacto con los bebés que aún no han nacido.

Al principio me costó creerla, pero así fue como descubrió que como se llamaba Nolan o y que tenía hambre cuando me ayudó a recuperar mi poder.

Ahora lo había hecho con Rose y me gustaba su manera de describirmela, una niña rubia hermosa de ojos mieles como los de Efrén.

-Mujeres... -Murmuró antes de besar mi barriga y luego mis labios. -Pero aún así te quiero.

-Tonto.

-Un "y yo" estaría bien, gracias. -Le saqué la lengua glamurosamente antes de que nos levantaramos de la cama para bajar al salón.

-¡Otra vez!

-Pero la última vez ya, Nol. Luego cambiamos de juego.
-Detuve a Efrén por el brazo en cuanto intentó interrumpirlos para ver como Lorraine se concentraba y varias de las plumas que habían sobre el sillón frente a ella se elevaban.

-¡Me encanta! -Gritó Nolan más que emocionado

¡Ay! Esta imagen no sigue nuestras pautas de contenido. Para continuar la publicación, intente quitarla o subir otra.

-¡Me encanta! -Gritó Nolan más que emocionado.

-Explícame otra vez porque la elegiste de madrina, anda. ¡Si nada más que hace ensuciar la casa!

Between GhostsDonde viven las historias. Descúbrelo ahora