cap3

225 7 0

Voltee a ver y lamentablemente era Bethany, una chica linda, capitana del equipo de las porristas, pero es insoportable. Tiene como que una pequeña obsesión hacia mí.

-Por enésima cuarta vez, no me llames bebe, lo nuestro nuca fue nada, solo un insignificante beso.- Dije molesto, con cada una de las chicas que he hablado, ella va y le dice que no se me acerque porque yo soy su novio. Cosa que es una total mentira. Nada más fue un beso que le di en una fiesta casi bajo los efectos del alcohol.

Los chicos reían en la mesa mientras a Bethany le salía humo por las orejas.

No dijo nada y se fue maldiciendo en voz baja. Gire a ver a los chicos y estos estallaron en risas.

-¿de qué se ríen amorfos?- pregunté mirándolos. – Chicas saben que lo de amorfos no va para ustedes.- aclaré ante las miradas asesinas de las chicas.

-¿qué? No, no nosotros no nos reímos.- dijo Niall conteniendo las ganas de reír.

-Ha, más te vale Nialler.- La cara de Niall estaba roja como un tomate, no se podía aguantar más. Su risa inundo toda la cafetería, no hay ni una sola persona que no nos mirara.

La hora del almuerzo había acabado y teníamos que volver a clases.

-Emm… Chicos ¿Qué tienen ahora?- Pregunté.

-Historia- Dijo Niall.

-Yo también- dijeron al unisonó Danielle y Zayn

-Matemática- dijo Cher.

-Yo igual- dije.

-Ele y yo tenemos geografía- aclaró Louis tomando de la mano a su novia.

-Perrie y yo tenemos ciencias económicas.- Dijo Liam.

Nos despedimos y cada uno caminó a su salón.

-Cher, no me tienes que responder si no quieres pero… ¿Qué hay entre Niall y tú?- pregunté, y a la chica se le subió el color a sus mejillas.

-Emm…- se rascó la nuca- nada, ¿porqué preguntas?- dijo algo nerviosa.

-No lo sé, solo que últimamente no hay nadie que pueda separarlos.-dije gracioso.

Cher rió pero no pudimos seguir hablando porque entró el profesor.

No cambio en nada la rutina, yo sentado en los bancos del fondo, el profesor intentando explicar unas teorías raras y cada uno estaba en su mundo.

La campana sonó y todos salieron como si se acabara el mundo, termine de juntar mis cosas y Salí con Cher del salón para encontrarnos en la salida con el resto de los chicos.

-Harry, si puedes dejar a tu hermana, venís para casa.- aclaró Liam.

-Sabes que si.- Saludé a cada uno de los chicos y fui a buscar la moto, mi hermosa Betty.

Antes de arrancar saque de mi mochila un cigarrillo y lo prendí. Cuando nada más quedaba la colilla, lo tire al suelo, me puse el casco y arranque hacia casa.

Deje la motocicleta en el garaje y entre a casa.

-¡Gemma!-grite al no verla en la sala.- ¿Dónde estás?-volví a gritar

-¡Ya Harry no grites, intento ver las Winx Club!- grito desde su habitación.

Reí y subí las escaleras.

-Hola, Emm…. ¿a qué hora viene la vieja?- pregunté entrando a su cuarto.

-Hola, 1: no te deje entrar a mi cuarto.- ¿me echo?, Salí de su cuarto y golpee la puerta. - ahora ya no sirve- agregó mientras volvía a entrar._2: la niñera viene en...-miró el reloj- cualquier momento… y 3: no es vieja.- terminó.

Le sonreí, salí de su cuarto para encerrarme en el mío. Me puse mis auriculares y por alguna desconocida razón… naa mentira tenía sueño entonces me dormí. Pero no por mucho. Capaz 15 o 20 minutos, porque mi celular sonó, era un mensaje de Louis: Hola bro, ¿necesitas ayuda con el demonio?

Le respondí a su mensaje: jajá gracias bro, por ahora estoy bien.

Hablando del demonio, ¿Cómo estará con la vieja?, mejor voy a ver. Me saqué los auriculares y arreglé mi pelo que se había despeinado frente al espejo.

Bajé con cuidado las escaleras, y nada no había nadie en el living, ni en el comedor. Camine hasta la cocina, y lo que vi allí me dejo hipnotizado.

La niñera. Harry Styles Y tu.¡Lee esta historia GRATIS!