Subasta [ Justin Bieber & Tú ] HOT

19K 292 8

Prologo

Una subasta de solteros, un plan y una noche que lo cambiará todo.

________ Del Monte está cansada de su aburrida vida.

Anhela algo más que sólo otro día normal.

Cuando su mejor amiga recibe entradas para el evento más caliente de la ciudad, _________ ve la oportunidad de vivir una noche salvaje.

 

 

Justin Bieber y Ryan Butler observan a ________ desde lejos.

Saben que ella es la única mujer que puede completar la vida que ellos mismos se han construido.

La mujer que acepte el amor del uno por el otro durante el resto de sus vidas.

El plan:

Comprar y enviar las entradas de la subasta a una amiga de _________, empujarla a que haga una oferta para ganar a Justin y, a continuación, utilizar todos los trucos del manual para seducirla y hacerla de ellos. Para siempre.

Capítulo 1

 

 

-Yo también. Tal vez hoy alguien vaya a robar el banco y me dé un poco de emoción.

 

_________ se echó a reír. Eso es lo que le gustaba de sus amigas. Ellas nunca eran aburridas. Y detrás de ese humor tenían un corazón de oro.

 

 

Recogiendo los vasos vacíos, _________ se dirigió hacia el fregadero oculto en una esquina opuesta a los clientes y los puso adentro.

 

-No sé qué ponerme. - Faltaban sólo cuatro días para el viernes.

 

-¡Iremos de compras! -Gritó Jessica.

 

________ hizo una mueca. Ir de compras con Jessica siempre llevaba horas.

- ¡Esta noche! Nos encontraremos aquí, después del trabajo. -Jessica continuó, sin darse cuenta de su reacción.

 

_________ miró a Trish, quien se encogió de hombros. -Muy bien. Si lo voy a hacer, debo hacerlo bien.

 

-No te arrepentirás -le dijo Jessica antes de besarle en la mejilla y dirigirse hacia la puerta.

 

Trish esperó a que Jessica saliera antes de hablar.

 

-De verdad, no te arrepentirás. Será fantástico. La subasta de solteros siempre es el mayor evento del año para recaudar fondos.

 

 

 

-Sí, bueno, probablemente terminaré con un contable que hablará toda la noche acerca de cosas de las que no tengo ni idea.

Trish le sonrió.

 

-Puedo prometer que eso no va a suceder. -Cogió las entradas de la mesa. -Voy a guardarlas para asegurarme de que están seguras.

 

_______ se echó a reír. Trish siempre iba un paso por delante de ella.

 

-Nos vemos esta noche. Te vamos a conseguir el vestido más sexy que tengan. -Trish parpadeó. -Ya lo verás.

 

________ no estaba tan segura, pero desde luego no tenía muchas opciones. Sus amigas se habían tomado un montón de molestias por ella.

 

****

 

 

 

 

_________ estaba pensando en la subasta, cuando sonó el timbre en la puerta principal dos horas más tarde. Levantó la vista y casi se muerde la lengua.

 

¡Dios mío! Justin Bieber. El pedazo de hombre de aproximadamente 1,71 m de altura, sonrió mientras se acercaba.

 

-Señorita Del Monte -la saludó con esa voz baja y sexy que hizo que se le mojaran las bragas.

 

-Sr. Bieber, qué sorpresa -Le respondió ________ queriendo patearse a sí misma. Sonaba tan tonta. Él era el propietario, podía presentarse en cualquier momento. Muchas veces aparecía para compartir una taza de café o coger un libro. En los últimos meses, se pasaba por allí al menos una vez por semana.

 

Él continuó sonriendo y asintió.

 

-Perdón por interrumpir tu jornada, pero quería advertirle de que tenemos un problema de tuberías en el callejón.

 

 

 

-Oh, -respondió estúpidamente. Maldición, deseo poder pensar en otra cosa que decir.

 

-Es probable que el callejón quede bloqueado casi todo el día. Espero que todo esté bien - dijo él.

 

-Por supuesto. No... No hay problema -________ se atascó con sus palabras. Respiró profundamente varias veces y trató de recomponerse. Era una mujer soltera adulta, debería ser capaz de hablar con un hombre atractivo.

 

-Estupendo. Tengo dos equipos de trabajo ocupándose de la avería, para asegurar que no haya grandes inconvenientes.

 

-No hay problema, Sr. Bieber. No voy a tener entregas hasta el jueves, así que no voy a utilizar el callejón -le aseguró ella a toda prisa.

 

Él asintió de nuevo y los dos se sentaron en silencio. ___________ trató de pensar en algo que decir, pero su mente estaba en blanco. Él apoyó la cadera contra la mesa irradiando confianza.

 

___________ no podía dejar de admirar el traje que vestía. El material gris oscuro se adaptaba perfectamente a sus hombros, los pantalones mostrando sus muslos musculosos y una camisa gris cubriendo el ancho pecho.

 

 

Subasta [ Justin Bieber & Tú ] HOT¡Lee esta historia GRATIS!