Capítulo 7.

41 2 0

Tu: Buenas tardes, soy ___

Xx: Lo se, buenas tardes yo soy Jay

Tu: Un gusto, que usted también está embarazada!

Jay: Sí, de gemelos

Tu: Felicidades!

Jay: Muchas gracias

Caminamos hasta la entrada de la casa y ahí habían niños, y familiares, el padre y las niñas vinieron a saludarme, me agradecieron por venir y empecé con los juegos con las niñas, eran hermosas!

Cuando terminamos los juegos, se terminó mi tiempo de animadora, Jay me ofreció quedarme en la fiesta dije que no, pero ella insistió, así que me quedé, por suerte me había traído la ropa de hoy para ponerme finalizado mi tiempo, hablé poco, muchas veces Jay me integraba en la conversación, me felicitaron por mi bebé y varias veces me quedé sonrojada con un chico, ojos claros eran verdes medio celestes, pelo castaño peinado al costado, muy lindo, y sobre todo era muy tierno con sus hermanas

Jay: Hey? Hay alguien en casa?

Tu: Qué? Si yo si disculpe estaba pensando...

Jay: Seguro que si, su nombre es Louis

Tu: Gracias... Digo quién?

Jay: Él es mi hijo, te vi, estabas muy enganchada viéndolo, tendrías que conocerlo, harían linda pareja...

Tu: Señorita Jay... No diga estas cosas, yo no... Él no creo que esté para cuidar bebés

Jay: Miralo con sus hermanas, tu bebé aún no nace, podría ser el mejor padre de ese bebé

Tu: Tal vez sí, pero y si no? En todo los que va de la tarde-noche que estoy aquí el ni me ha visto...

Jay: Te equivocas! Mientras estabas con tu traje y tu maquillaje el se quedaba viéndote, y hasta me preguntó tu nombre

Tu: Bueno pues... No lo se... -dije algo tímida-

Jay: Dale una oportunidad

Tu: Lo haré pero porque usted que lo conoce me lo pide

Pasé la tarde en el cumple de las niñas hermanas de Louis, por momentos ambos cruzábamos miradas, yo soltaba una sonrisa y él también, cuando el cumpleaños terminó repartieron pastel, y pasaron los padres a buscar a sus hijas/os, yo ayudé a Jay a lavar todo y luego se sumó Louis

Tu: Bueno, yo me... me voy, gracias por llamarme

Jay: A ti gracias, Louis te acompaña hasta que encuentres un taxi

Tu: No gracias, no es necesario

Louis: Claro que sí, es tarde y podrían asaltarte o algo

Tu: Bueno, si no es mucha molestia...

Jay: Claro que no, dejame que voy por tu paga

Jay fue por el dinero y yo me quedé sola con Louis, yo estaba nerviosa, no sabía que decir o hacer, por lo tanto no dije nada solo toque mi pansa, de cierta forma me tranquilizaba sentir mi bebé, note que Louis me miraba con ternura? Tal vez... Jay llegó con el dinero y me lo dio, me despedí de ella, Louis abrió la puerta y la sostuvo abierta para mi y luego salió él

Tu: No era necesario que me acompañes

Louis: Ya hablamos adentro, me sentiría mal si llega a pasarte algo a ti o tu bebé

Tu: Gracias...

Louis: De nada...

Hubo un silencio incómodo, y el taxi demoraba

Louis: Su papá debe estar muy feliz

Tu: Ojalá fuera así

Louis: A que te refieres?

Tu: Él... Me dejó cuando se enteró

Louis: Que idiota, yo en su lugar sería el hombre más feliz del mundo!

Tu: Que tierno que digas eso -dije tocando mi panza nuevamente-

Louis: Pu... Puedo tocar?

Tu: Claro que si -dije con una sonrisa-

Louis lentamente llevó su mano a mi panza, tocó mi panza!

Louis: En serio yo sería muy feliz

Tu: Bueno pues... casate conmigo!

Louis no respondió solo me miró y estalló en carcajadas lo que hizo que yo también lo hiciera, ambos reíamos por ese comentario

Tu: Ok, llegó el taxi, espero volver a verte

Louis: Lo mismo digo, me das tu número?

Tu: Claro

Saqué de mi bolso una bolsita con una paleta y una tarjeta con mis datos, se la dí y nos saludamos con un beso en la mejilla y un simple “Adiós”

Luego de 15 minutos llegué a casa estaba exhausta, tranqué la puerta y dejé el bolso, me fui a dar una ducha y me enrosqué una toalla y fui a mi habitación, me puse ropa interior y me acosté, en cuestión de pocos minutos me dormí, a decir verdad estaba cansada.

Tu payasa.¡Lee esta historia GRATIS!