Capítulo 1. Engaño.

229 11 1

"¿Qué le puedo comprar a Michael por el aniversario de nuestro año y medio juntos?" Pensé para mí misma. Suspiré y volví a recorrer la tienda de arriba a abajo.
Decidí centrarme más en la parte de música y encontré una camiseta de Iron Maiden igual a la que yo tenía.
"Esto le va a encantar, pero necesito algo más." Y seguí mirando hasta encontrar una colección de CD's y DVD's de Nirvana. "Perfect" pensé.
Me acerqué a la caja y miré a la dependienta con un amplia sonrisa. "¿Necesita algo más, señorita?" Dijo. "No, gracias, eso es todo, y por favor, envuélvamelo todo para regalo."
Estaba tan emocionada por el día de hoy que no podía hacer más que sonreir.
La cajera acabó de envolverlo todo, pagué y me fui a coger el coche, pero antes miré algo de ropa, libros, y fui parada por algunos fans con los que amablemente me hice algunas fotos.
Cogí el ascensor y pulsé el botón del -1. Se me estaba haciendo eterna la estancia allí dentro, pero por fin se abrieron las puertas y divisé mi coche. Metí las bolsas en el maletero y arranqué el motor. Salí del aparcamiento, no había mucho tráfico así que llegué pronto a casa.
Abrí la puerta del garaje y aparqué lo más rápido que pude. Cogí las bolsas y entré en casa. Supuse que Michael estaría en el piso de arriba, componiendo o escuchando música, así que subí rápido las escaleras, sin hacer mucho ruido para darle una sorpresa, pero la sorpresa me la llevé yo. Abrí la puerta de la habitación, y allí estaba él, con una rubia guapísima (porque sí, era guapísima, para que mentir), metido en la cama, desnudos.
"No...no, no, no." Dije con la voz rota.
"__(TN), ¡no estábamos haciendo lo que tu crees!"
"Ah, ¿no? Entonces, ¿qué? ¿Estabais jugando al corre que te pillo o algo parecido...sin ropa? Porque lo siento pero si no es lo que pienso no entiendo que hacíais."
"Estábamos..."
"¡No me jodas Michael! ¡No me jodas! Un año y medio de relación y..." Se me cortó la voz. "¿Y lo jodes así? Dios..."
"Yo no quería..."
"¡NO! Mira, quédate con tu rubita, que es mil veces más guapa que yo y te da más de lo que yo te doy, ¿no?"
Él no dijo nada, se quedó callado, mirando al suelo mientras tu lo mirabas con lágrimas en los ojos.
"Está bien, voy a recoger mis cosas, comprar un billete de vuelta a España... Me voy con gente que de verdad me quiera."
"__(TN)..."
"Déjame..." Dije mientras recogía todo y lo metía en una maleta.
"La rubita se metió en el baño, menos mal, porque tenía ganas de darle en toda la cara con una mesa." Pensé.
Cogí una foto que tenía con Michael y la miré un momento, pero la volví a dejar en su sitio cogiendo la que había al lado, que era una que me había hecho con Calum, Luke y Ash el día que nos conocimos.
Michael me observaba, llorando también, pero ya no me daba pena, la verdad, me daba asco.
Cerré las maletas y cogí el móvil para llamar al aeropuerto.
"¿Cuándo sale el próximo vuelo a España? ¿En dos horas? Resérveme un billete a nombre de __(tn) Fuentes por favor. Muchas gracias."
Pasé al lado de Michael como si ya no existiera para mí y bajé al piso de abajo para llamar a un taxi desde el teléfono fijo.
Mientras esperaba, cogí algunos CD's que también eran mios y los guardé en la maleta. Un pitido llamó mi atención, el taxi estaba esperándome. Abrí la puerta principal y me dispuse a salir.
"No te vayas por favor..."
"Michael, vete arriba, y sigue con lo que estabas haciendo, seguro que disfrutas más que conmigo. Hasta siempre."
Salí de esa casa y me monté en el taxi, guardándome las lágrimas por haber perdido al que posiblemente fue el chico al que más quise en toda mi vida.
"¿A dónde la llevo?" Preguntó el conductor.
"Al aeropuerto, por favor."

They loves you... [Michael Clifford, Staxx y tú]¡Lee esta historia GRATIS!