Capítulo 4.

31 1 0

Pol: Eres afortunada niña, que edad tienes?

Tu: Tengo 20

Pol: Aaaaaa yo pensé que eras más chica! Tienes 20 ya eres mayor de edad, pero de seguro su padre debe estar feliz no?

Tu: Ese es el problema, él... Me abandonó cuando se enteró, yo no pensé que fuera capaz de eso pero así fue

Pol: No puedo creer, pero si se fue es porque viene alguien mejor, y ese alguien está ahí con vos

Tu: Lo se y lo amo

Pol: Lamento que la conversación termine un gusto conocerte ___ espero volver a verte

Tu: Lo mismo digo Pol, cuanto es?

Pol: Son ($)

Tu: Bien, aquí tienes, gracias adiós!

Pol: Adiós!

Con mi bolso a un lado toqué el timbre de la casa, una señora con un bonito vestido rosa me abrió

Xx: Buenas tardes, gracias por venir

Tu: A ustedes por llamarme

Xx: Pasá, soy Paty

Tu: Bien, yo soy ___ y como es el nombre de la que cumple?

Paty: Ana

Tu: Lindo nombre!

Dentro de la casa había mucha gente, los niños estaban en el jardín jugando, yo dejé mi bolso y empecé a saludar a los niños...

Tu: Hola? Quien es la del cumpleaños?

Xx: Yo!

Tu: Ana?

Xx: Shi! -dijo con emoción-

Tu: Bueno, muy feliz cumple!

Ana: Gracias!

Tu: Tengo disfraces quien quiere ser princesa?

Todas las niñas gritaban yo mientras tenían sus manos levantadas, agarré el bolso saqué los disfraces y los repartí

Ayudé a todas con sus vestidos de princesas, jugamos un rato, luego hicimos formas con los globos paramos para comer y tomar, la mamá de la festejada me trajo refresco y sándwiches, les pinté la cara, jugamos otro rato más hasta que llegó la hora de irme, las niñas eran muy educadas me devolvieron los vestidos, repartí las paletitas a las niñas, me despedí de ellas, me pagaron y me fui.

Llamé a otro taxi y en 5 minutos llegó le di la dirección de la otra casa y en 20 minutos llegamos era algo lejos llegué y como aún faltaban 10 minutos, vi mientras estaba de camino a la casa un kiosko entré y me compré un helado de frutilla me senté en el cordón de la vereda y de paso esperaba que se pasaran esos minutos.

Se pasaron los minutos y ya me encontraba en el cumpleaños, ya habíamos jugado con globos, con disfraces, todo, fue una buena tarde-noche, estaba en casa viendo tele, de los 2 cumpleaños me traje pastel de cumpleaños, las 2 madres fueron muy buenas.

21:03hs linda noche estrellada... Agarré las 2 porciones de pastel que traje y me senté afuera, viendo el cielo y hablando con mi bebé

-Hay cielo como quisiera que tuvieras un padre, cuando te hicimos no pensé que esto lo pasaría sola, yo quería que el fuera tu papá, el que te llevara a partidos de fútbol si fueses un niño o el que te lleva a cumpleaños de tus amigas si fueras niña... pero no está, no te preocupes yo te amo y yo te llevaré a donde sea, y te amaré como si fuese tu papá

Aún no patea pero se que está, algo pequeño pero está... Me comí el pastel y entré cerré la puerta y fui a la cocina por agua, luego a el baño, me duché, me cepillé los dientes e hice pis, ahora sí, a dormir.

Tu payasa.¡Lee esta historia GRATIS!