Capítulo 1- Avril

171 8 0

Narra Avril:

Creo que quien da amor siempre obtiene las mejores recompensas… a veces en la vida uno tiene que pasar por las situaciones más tristes, feas o indeseables, pero a pesar de ello…llega el momento de sonreír. Mi historia no es quizás la más interesante de todas, no tiene un comienzo maravilloso. Siempre he tenido que pasar por cosas malas, aprendí lo que es el hambre de manera muy dura, aprendí a trabajar para poder comer y ayudar a mi mamá y mi hermano. Ustedes dirán que seré una persona grande, tales lo sea, mi nombre es Avril y tan solo tengo 17 años. Hoy en día no puedo quejarme de mi situación económica, vivo en una linda casa, mi madre tiene un buen trabajo, nunca nos falta la comida, me queda poco para terminar el secundario, tengo una buena vida. Tuve q sufrir muchas cosas cuando era chica, pero hoy por hoy estoy bien. No he superado lo más feo que viví durante mi infancia; la perdida de mi papá. Murió de cáncer cuando yo tenía 8 años, Emanuel, mi hermano, no debe ni recordarlo, era apenas un bebe. Pero bueno, la historia que quiero contarles comenzó el día en que mi mamá decidió presentarnos a su nuevo “novio”, “el candidato” diría mi papá. Hacía varias semanas que venían saliendo, a ella se la notaba feliz, así que yo estaba ansiosa por conocerlo, aunque al mismo tiempo la idea no me agradaba del todo. Ya era de noche, mi mamá preparaba la cena muy emocionada, yo limpiaba y ordenaba un poco la casa, y Ema…bueno, el miraba televisión. Llego la hora, ya estaba todo listo, y sonó el timbre. Y ahí estaba el, era alto, bastante bien parecido, ojos color café, de tez morena, pareciera buena persona. Traía flores para mamá y helado para el postre.

-Mamá: chicos él es Ricardo, trabaja conmigo, y hace un tiempo hemos estado saliendo juntos.. -Ricardo: encantado de conocerlos, y debo decirles que tienen una mamá maravillosa.

Pasamos al comedor. La cena fue bastante agradable, Ricardo hablaba de todo un poco, hacia chistes, nos había caído bien a Ema y a mí.

-Ricardo: saben chicos? Yo también tengo hijos, un par de gemelas de tu edad más o menos Ema, y un hijo mayor, un poco más grande q tu Avril. Las nenas se llaman Luz y Emile, y el varón Ezequiel. La próxima vez los invitare a cenar a mi casa. Y de paso se conocen. Creo q se llevaría muy bien.

Yo no pensé lo mismo. Nose si querría conocer a mis nuevos futuros hermanastros. ¿Alguna vez oyeron la historia de la cenicienta? Las hermanastras no eran tan lindas. Hasta el momento todo iba bien… pero había algo en Ricardo que no me cerraba. Algo en su mirada tal vez, pero me intrigaba, y a la vez me asustaba. Quizás era solo cosa mía, pero y si no lo era?..................................................................................

Historia de amor... Avril&Elias¡Lee esta historia GRATIS!