Guilty Pleasure | Ziam Palik ·One Shot·

7.9K 318 43

Sabía que el lugar no era propio ni el estilo para él desde que había cruzado la puerta. Sin embargo, su amigo lo había arrastrado hacía ese tipo de bar, sin que pusiera cualquier clase de resistencia. Louis le había prometido que se divertirían esa noche, le daría a su amigo la mejor despedida de soltero que podría imaginarse en su vida, no todos los días te casas y el oji-azul se juró asimismo darle el  mejor regalo que todo padrino de boda y mejor amigo le podría dar en toda su vida.

“Lou, no creo que esto haya sido una buena idea” Dijo Liam con las manos en los bolsillos de sus vaqueros, la incomodidad del chico era más que notorio. “Danielle no creo que estaría de acue-“

“¡Vamos, Leeyum!” Interrumpió Louis colocando su brazo alrededor del cuello del oji-castaño, atrayéndolo hacia él para acto seguido alborotarle el cabello en un acto amistoso. “¡Es tú último día de soltero! Aún te puedes arrepentir si quieres, eh. Recuerda que desde pequeño te prometí darte la fiesta de soltero más inolvidable de todo el mundo” La verdad era que la futura esposa de Liam no le caía del todo bien y mientras aún estaba a tiempo, haría cualquier cosa por poder detener la boda.

Aquel bar era famoso por sus servicios especiales en todo Londres, el bar bien podría dar al principio un aspecto demasiado tranquilo con un karaoke, una enorme pista de baile y una gran barra con todo tipo de alcohol, sin embargo, tras una puerta plateada escritas palabras en ellas “Solo personal autorizado” se encontraba la verdadera fiesta. Un hombre corpulento, sin ningún cabello sobre su cabeza y una mirada tan sombría era el encargado de vigilar aquella puerta abriendo y cerrando la puerta a quien haya pagado ya el precio por aquellos servicios

“Todo corre hoy por mi cuenta” Louis pagó por la entrada. Liam, resignado solo dejo escapar un ligero suspiro entre sus labios.

“Bien, aquí vamos.” Masculló.

La habitación constaba de un enorme espacio, más del principal bar, era bastante sorprendente de que tan grade podía ser ese lugar; Las paredes tenían un hermoso color bermellón, una barra de bar nueva solo que esta un poco más pequeña y el vestuario de las chicas y chicos eran estar casi semi-desnudos, una enorme lámpara araña similar a la de época victoriana ubicado a la mitad de la habitación, mesas alrededor negras dejando libre en medio para los bailes “exóticos” que daban las bailarinas. El tipo de personas que se encontraban ahí en su  mayoría de personas adineradas —y muy hermosas—.

“Bueno…” El de menor estatura optó una postura dominante, separando las piernas y colocando ambas manos entrelazadas en el espacio que había entre ellas. “¿Qué te parece? ¿Lindo, eh?”

“Jamás entenderé como conoces este tipo de lugares”

Louis alzo los hombros en forma de decir “Soy un genio”; un chico rizado, ojos verde esmeralda, de mayor estatura que Liam y Louis llegó hacia ellos y de forma feroz besó al oji-azul que este gustosamente le devolvió el beso. Liam boquiabierto ante la situación, solo carraspeo un poco su garganta. Era más que obvio que Louis no le había contado algo muy importante.

“Lo siento” El rizado sonrío mostrando sus hoyuelos “Bebé, ¿Quién es tu amigo?”

Louis que hasta el momento estaba sonrojado, aclaró su garganta, sabiendo que ya la tendría ronca “Su nombre es Liam Payne” Respondió sonriente.

“Hoy es su última día en el que no estará encadenado para el resto de su vida” Informó mientras el rizado se colocara tras de él, con ambas manos en cada lado de cintura y apoyando su barbilla en el hombro del chico.

Liam estaba incomodó por la situación. No porque le desagrade ese tipo de acciones, él sabía muy bien que Louis era gay, incluso él también lo era un poco, Liam fue libremente bisexual en la secundaria, sino que porque Louis no le había contado nada del chico rizado.

Guilty Pleasure | Ziam Palik ·One Shot·¡Lee esta historia GRATIS!