ENTRENANDO EN EL SISTEMA DAGOBAH

519 12 1

Una vez que terminamos de hablar de nuestra victoria en el torneo de kubb y la ha- bilidad extraordinaria de la señora Patel para pintar tan bien a Brian Dawkins en el auto- bús, elijo el asiento negro y le digo a Cliff que estoy un poco deprimido.

---¿Qué sucede? ---me pregunta mientras se levanta el reposapiés.

---Terrell Owens.

Cliff asiente, como si esperara que sacase el tema del receptor.

No había querido hablar de esto antes, pero se supo que el 26 de septiembre de 2006

trato de suicidarse. Nuevas noticias decían que Owens (o T.O.) había ingerido una sobredosis de una medicación prescrita por un doctor. Ese mismo día T.O. había aban- donado el hospital y en una rueda de prensa había negado que hubiera tratado de suicid- arse, lo que provocó mucha controversia en lo referente a su salud mental.

Yo recordaba que T.O. era el número 49, pero cuando vi el partido hace unas semanas contra el San Francisco no era el número 49. Me enteré por la sección de deportes de que T.O. jugaba en los Eagles cuando yo estaba en el lugar malo y que los llevó a la Super Bowl XXXIX, lo cual yo no recuerdo (aunque quizá sea mejor porque los Eagles perdieron y eso hace que me enfade). Aparentemente, T.O. pidió más dinero para la siguiente tem- porada, criticó públicamente al quarterback de los Eagles, Donovan McNabb, y luego lo apartaron del equipo a mitad de temporada para, al final, firmar por el equipo que los

358/625

aficionados más odian, los Cowboys. Y por eso, todo el mundo en Filadelfia odia a T.O. más que a ninguna otra persona del mundo.

---No te preocupes por él ---dice Cliff---. Dawkins le golpeará tan fuerte que Owens no se atreverá a hacer ninguna parada en el Linc.

---No estoy preocupado por que haga para- das y marque touchdowns.

Cliff me mira durante un instante como si no me comprendiera y luego dice: ---Dime lo que te preocupa.

---Mi padre dice que T.O. es un psicópata de las pastillas. Jake también me gastó bromas por teléfono sobre lo de las pastillas y llamó a Owens chalado.

---¿Por qué te molesta eso?

359/625

---Bueno, por lo que leí en la sección de de- porte decían que T.O. podría estar pasando una depresión.

---Sí.

---Bueno ---digo---, quizá necesite terapia.

---¿Y?

---Si Terrell Owens realmente está deprim- ido o mentalmente inestable, ¿por qué la gente a la que quiero lo utiliza como excusa para criticarlo?

Cliff respira hondo.

---Ya.

---¿Es que mi padre no entiende que yo tam- bién soy un psicópata de las pastillas?

---Como terapeuta te confirmo que tú no eres psicópata, Pat.

360/625

---Pero tomo todo tipo de pastillas.

---Y, aun así, no abusas de tu medicación.

Entiendo lo que Cliff quiere decir, pero él no puede entender cómo me siento (es una mezcla muy complicada de sentimientos y emociones), así que dejo el tema.

Cuando los Dallas Cowboys llegan a Fil- adelfia, los hombres gordos y la Invasión Asiática se unen para organizar una superfi- esta que incluye campeonatos de kubb sobre césped artificial, televisión por satélite, com- ida india y mucha cerveza. Pero yo no puedo concentrarme en la diversión porque todo lo que me rodea es odio.

Un Final Feliz(El Lado Bueno De Las Cosas) Mattew Quick¡Lee esta historia GRATIS!