-Vamos Stephanie te vas a divertir- me animaba Lindsay

-No Lind ya te dije que no quiero ir - cerré mis ojos por un instante

-Llevas un mes aquí encerrada- reprochó - te vas a divertir en esa fiesta....¿si?

Suspire. Lind llevaba media hora convenciéndome de ir a la fiesta pero no tenía ganas de ir, me sentía muy mal por no tener a mi madre a mi lado como para ir a la fiesta y lo último que quería era encontrarme con Drew.

- ¿Y si Drew esta en esa fiesta? - me excusó, si el iba a ir tenía una oportunidad y me quedaba.

- No el no va a esas fiestas - dijo - Vamos Steph te divertiras - hizo un puchero y rei. No iba a estar mal si me divertía un poco. Necesitaba aire fresco y salir de esta casa.

-Esta bien vamos pero regresamos temprano ¿entendido?- propuse. Lind chillo y empezó a brincar en la cama mientras repetía 'si' con felicidad.

-Si como tu quieras te espero abajo-dijo y se levantándose de la cama - vístete rápido

Al salir Lind, me levante de la cama y me puse a buscar en el armario que ponerme, no quería ir ni muy formal ni muy informal y menos como una puta.

A la fiesta que asistiremos era muy diferente a las que estaba acostumbrada a ir, esta fiesta era mucho más alocada, en la fiesta vendían droga, nada de refresco excepto si la bebida tenía que llevar un poco de refresco, las personas tenían sexo por cualquier lado de la casa en dónde era la fiesta, también habían carrera de autos y motos, esas fiestas eran muy famosas porque se dice que al día siguiente personas aparecen muertas porque el día anterior hubo un pleito y hasta con armas. Sabía que era muy peligroso pero tenía que distraerme y tendría mucho cuidado con que chico iba a bailar.

Al terminar de vestirme me mire en el espejo y me retoque el maquillaje. Me había puesto un vestido negro que me llegaba a la mitad del muslo, con mangas hasta la muñeca, el vestido se ceñia a mi cuerpo marcando mis curvas y con un escote no tan pronunciado. Al terminar tome mi bolso asegurandome de que tuviera mi celular y salió de su habitación. Cuando llegue abajo divise a mi amiga hablando con mi padre.

-Le prometo que yo la cuido Sr. Evans -dijo Lind

-Si Lindsay se que la cuidarás- dijo mirandome tiernamente. Lo único que me quedaba y amaba en esta vida, mi padre.

-Bueno vámonos Steph - se levantó del sillón - se nos hace tarde

-Si Lind - dije y dirigí mi mirada a mi padre

- llega temprano y cuidate ¿si? - me señalo con el dedo índice.

-Si no te preocupes llegare temprano- me acerqué a el y le depósito un beso en la mejilla - Nos vemos

Yo y Lind nos dirigimos al auto de ell, ambas subimos al deportivo rojo de mi amiga, ella del lado del piloto y yo en el copiloto, ambas nos pusimos el cinturón y Lind encendió el auto

-Te divertirás - me animo. Volteo a verla y le sonrió. Deseaba que fuera así y que no me pasará nada. Ya me imaginaba encontrar a Drew en esa fiesta o terminar como a las personas que me contó Lind, tan sólo con pensar en eso se me revolvió el estómago.

Tranqulizate> me dijo mi subconsciente. Tenía razón y lo haría.

Todo el trayecto fui pensando en cómo sería estar en una fiesta de esa y ver a parejas teniendo sexo sin que les de vergüenza o que vean a su pareja desnuda. Había acordado no tomar tanto para no terminar con alguien en la cama o hacer un espectáculo bailándole a docenas de chicos guapos y pervertidos.

My Dangerous Drug (Liam Payne)¡Lee esta historia GRATIS!