{Epílogo}

5.9K 324 13

Día de Navidad del año siguiente…

¿De quién fue la idea de traer a todo el mundo a nuestra casa para las navidades de este año? -preguntó _______ a Justin mientras entraba en el baño para peinarse.

-Tuya -dijo Justin a su reflejo en el espejo del baño, y siguió afeitándose.

______ tomó su cepillo.

-Podrías haber dicho que no.

-Nunca te digo que no, cariño. Ya lo sabes. ¿Pero qué es lo que te preocupa? Todo está organizado. Cleo me ha dicho hace menos de media hora que todas las mujeres la han ayudado a preparar la comida y que lo único que quedaba por hacer era recoger y vestirse.

-Sí, Renée y Dominique han sido maravillosas toda la mañana. Y Rico y Charles se han estado ocupando de los niños. Supongo que estoy un poco nerviosa porque mamá y papá están aquí. Ya me puso nerviosa su reacción ante la noticia de nuestra boda... No parecieron especialmente encantados, ¿no te parece?

-Es comprensible que se sintieran cautelosos al principio. Pero cuando nació Amanda comprendieron que mis intenciones hacia su hija eran honorables.

-Sí. Tienes razón. Ahora te adoran. Y adoran a Amanda. Pero eso es lógico, porque es adorable. Sólo tiene cinco meses y ya es una rompecorazones.

-Debe haber salido a su madre -murmuró Justin mientras echaba la cabeza atrás para seguir afeitándose.

-Sabes muy bien que ha salido totalmente a ti, diablo arrogante. Pareces uno de tus prepotentes sementales.

Justin dejó de afeitarse y la miró, sorprendido.

-¿Has estado leyendo mis libros de cría de caballos?

________ se encogió de hombros, simulando una despreocupación que estaba muy lejos de sentir. No era tanto la presencia de sus padres lo que la tenía en ascuas, sino la noticia que tenía que darle a su marido.

-He pensado que... si voy a ser una de esas mamás que se quedan en casa, convendría que empezara a interesarme en algo, así que he decidido informarme un poco sobre el principal tópico de conversación de la casa. Además, Cleo ha prometido enseñarme montones de juegos de cartas.

-¡Pero eso es maravilloso! -exclamó Justin.

-Me alegra que te alegre. Espero que mi otro regalo de Navidad también te guste.

-¿Otro regalo de Navidad? Pero si ya me has regalado una cámara digital y la preciosa ropa que voy a ponerme hoy. ¿Qué más me has comprado?

-No es un regalo que pueda comprarse, Justin.

-¿Y qué es entonces?

-Creo... que vuelvo a estar embarazada. Vamos a tener otro bebé.

-Creía que no podías quedarte embarazada mientras estabas dando de amamantar.

-No es el mejor método de contracepción. Y Amanda no está amamantando tanto ahora que ha empezado a comer cosas sólidas. Aún no he ido al médico, pero no me ha venido el periodo y las pruebas de embarazo que me he hecho han dado positivo.

Justin dejó la maquinilla de afeitar y tomó a _______ entre sus brazos.

-Otro hijo. Es el mejor regalo que podrías haberme hecho.

-Puede que esta vez sea un niño.

-Me da igual. No me importaría que fuera otra niña.

-Pero yo pensaba...

-A veces piensas demasiado.

______ suspiró, aliviada. Le preocupaba un poco que Justin hubiera pensado que era demasiado pronto para tener otro hijo. O que estuviera empeñado en que fuera chico.

No le gustaban los hombres ni las culturas que discriminaban a las niñas.

-Me gustaría tener una docena de hijos -dijo Justin-. Y me daría igual que todas fueran chicas. Vivimos en Australia, _______, no en Arabia.

-¿Y en tu corazón? ¿Es tan importante para él un niño como una niña?

-¿Cómo puedes preguntar eso sabiendo que mi corazón ya ha sido cautivado por la niña más adorable del mundo?

-Oh...

Justin tomó la barbilla de _______.

-Vamos, no llores, cariño.

-Estoy llorando de felicidad.

-¿Es eso cierto? ¿Eres verdaderamente feliz?

-Nunca imaginé que pudiera llegar a serlo tanto.

Justin también estuvo a punto de ponerse a llorar.

-Voy a besarte. Pero sólo una vez. Ya sabes lo que pasa siempre que te beso dos veces.

La besó. Y volvió a besarla.

Sólo se retrasaron un poco para la cena.

FIN.

«Vendida al Mejor Postor.»  ➸Justin Bieber ✖Finished¡Lee esta historia GRATIS!