Capítulo 29

5.4K 187 0

Ella se quedó muy quieta un momento y luego se volvió para dedicar a Justin una torva mirada.

-¿Cómo te atreves a decirme eso cuando sabes que sé que no es cierto? No olvides que estaba contigo cuando recibiste la llamada de tu verdadero amor. Te oí hablar con Nadia, percibí la amorosa calidez de tu tono...

Justin se arrepintió al instante de no haberle hablado antes de la llamada de Nadia, pero cuando la recibió estaba enfadado con _______ y en ningún momento había pensado que aquello pudiera importarle. Por otro lado, su reacción parecía indicar que sentía por él algo más que mero deseo.

Se inclinó hacia ella y la besó con delicadeza en la frente.

-Nadia ya no es mi verdadero amor. No estoy muy seguro de que lo fuera nunca. En otra época la amé, pero fue el amor de un joven mimado al que siempre le habían dado lo que había querido. Creo que el hecho de no poder tener a Nadia hizo que mis sentimientos por ella parecieran más intensos de lo que en realidad eran. Hasta que me enamoré de ti no supe lo que era el verdadero amor. Lo que escuchaste aquella noche cuando hablé no fueron palabras de amor, sino de cariño y preocupación. Nadia llamó para decirme que tenía cáncer.

-¡Cáncer!

-Sí. Cáncer de cérvix. Ya ha sido tratada y parece que hay muchas probabilidades de que salga adelante, pero, al parecer, enfrentarse a la posibilidad de la muerte le ha hecho comprender cuánto ama a su marido, y viceversa. Por lo visto hablaron sinceramente el uno con el otro por primera vez desde que se casaron. Cuando le confesó a Khaleb lo que había sucedido conmigo, se quedó conmocionada al averiguar que Khaleb siempre había estado al tanto de lo sucedido y que durante todos estos años había temido que aún me amara. Cuando ella le aseguró que él era el único hombre al que había amado de verdad, Khaleb le sugirió que me llamara para aclarar las cosas. Ambos temían que ella fuera la causa de que nunca me hubiera casado. Me alegró poder decirle que había encontrado a alguien más, a alguien a quien amaba y con quien quería casarme.

-¿Quieres casarte conmigo?

-Más que nada en el mundo.

-Pero... no puedes. En realidad no me conoces. Ya te lo dije. Soy una bruja.

-¿Lo dices por la hija con la que fuiste una mala madre? -Justin sabía que debía tener mucho cuidado para no revelar lo que sabía, para que fuera ella la que se lo contara cuando se sintiera en condiciones de hacerlo.

______ asintió y sus ojos volvieron a llenarse de lágrimas.

-Becky -dijo, roncamente-. Murió de leucemia. Sólo tenía seis años... y nunca supo que yo era su madre. Creía que era su hermana...

Al decir aquello sus sollozos arreciaron y Justin la abrazó hasta que se calmó un poco.

-Lo siento -susurró ______ mientras se secaba las lágrimas con las manos-. No... no me gusta hablar de esto. Me disgusta mucho.

-Creo que deberías contármelo, _______. Si vamos a casarnos, no debería haber ningún secreto entre nosotros.

Ella volvió a mirarlo con los ojos abiertos de par en par.

-¿De verdad me quieres y quieres casarte conmigo? ¿No es alguna treta diabólica para poder seguir disfrutando de mí en la cama?

Justin tuvo que sonreír.

-¿De verdad crees que después de cómo te has presentado hoy aquí iba a tener que mentirte para seguir acostándome contigo?

_______ se ruborizó.

-No... no sé qué me ha pasado. Nunca había sido así. Pero lo cierto es que... nunca había estado enamorada.

Justin apenas podía creer lo que acababa de escuchar. Tenía la esperanza de que ______ se hubiera enamorado de él, pero oírle decirlo...

«Vendida al Mejor Postor.»  ➸Justin Bieber ✖Finished¡Lee esta historia GRATIS!