Capítulo 26.

4.1K 186 0

______ tragó saliva, pensando que probablemente Justin habría oído algo más que pasión en los variados sonidos que había hecho la noche pasada. Cada uno había tenido su propio mensaje, desde los grititos de sorprendido placer, a los gruñidos de frustración, pero los más obvios habían sido sus gritos de éxtasis seguidos de suspiros de satisfacción.
-Deberíamos comer la deliciosa comida que nos ha preparado Cleo -dijo para cambiar de tema-. Lo que me recuerda que tu ama de llaves me cae realmente bien. Es una mujer encantadora.
-Sí que lo es. Yo me he convertido en una especie de hijo para ella. Cleo y Norman no pueden tener hijos.
-Oh, qué lástima. Habría sido una madre estupenda.
-Estoy totalmente de acuerdo.
______ tampoco quería centrarse en aquel tema, de manera que empezó a interrogar a Justin sobre las cuadras. Habiendo nacido en el campo, no ignoraba por completo los asuntos de los caballos, y lo sorprendió con sus conocimientos.
Después de aquello, la comida transcurrió plácidamente, al igual que la vuelta que dieron luego por las cuadras. ______ no pudo evitar sentirse impresionada, tanto por los magníficos caballos que poseía Justin como por las modernas instalaciones con que contaba.
La cuadra contaba con seis sementales, le informó Justin. Uno de ellos, un caballo negro llamado Ebony Boy, era un animal maravilloso, y un exhibicionista incorregible. Cuando lo soltaron en su corral privado para que hiciera ejercicio, el semental montó un auténtico espectáculo galopando y soltando coces, además de encabritarse y agitar su maravillosa crin en varias ocasiones.
-Se nota que tiene mucha energía -comentó ______-. Supongo que no es fácil de manejar.
-No durante la época de reproducción. Pero éste año se le están acabando los compromisos y está empezando a inquietarse. Es uno de esos sementales que sólo se siente satisfecho si cubre a varias yeguas al día.
_____ se quedó sorprendida.
-Eso parece excesivo. ¿No se cansa nunca?
-¿De aparearse? Nunca -la mirada que Justin dedicó a _____ decía claramente que él tampoco.
Si podía tomarse la noche anterior como referencia, no podía decirse que estuviera alardeando.
Sin embargo...
-Cleo dice que soy la primera mujer que traes aquí en mucho tiempo -dijo _____.
Justin frunció el ceño.
-El único defecto de Cleo es que tiende a cotillear. 
-Tal vez, pero no me parece que sea una mentirosa.
-Suelo ir a Sidney todos los fines de semana -dijo Justin secamente-. Confía en mí si te digo que mis necesidades carnales siempre han sido adecuadamente satisfechas. No creas que he estado esperando todo este tiempo a que cayeras en mis brazos.
______ se preguntó por qué le dolió aquel comentario. Debería darle lo mismo que Justin se acostara con todas las mujeres de Sidney. Pero le dolió de todos modos. Y sintió celosa.
-Si lo hubieras hecho -espetó-, habrías tenido que esperar mucho.
-Soy consciente de ello. ¿Por qué crees que acabé recurriendo a medidas tan extremas para alcanzar mi meta?
______ miró a Justin con frialdad, que era su actitud habitual cuando se enfadaba.

«Vendida al Mejor Postor.»  ➸Justin Bieber ✖Finished¡Lee esta historia GRATIS!