Capítulo 25.

4.4K 205 1

Justin no supo cómo logró ocultar sus sentimientos en aquel momento. Su primera reacción ante la mención del dinero por parte de ______ fue de consternación, seguida de una aguda conciencia de su propia estupidez.

¿De verdad había empezado a creer que _____ sentía algo por él? ¿Que cuando la había llevado de vuelta a su dormitorio aquella noche se había rendido a algo más que a la química sexual que siempre había habido entre ellos?

Qué estúpido era. Un completo estúpido. Un estúpido hechizado. ______ lo había hechizado desde el primer momento que la había visto, y lo había hechizado aún más con el abandono asombrosamente sensual que había demostrado en la cama la noche anterior. Cuando recordaba cómo había gemido bajo su boca, como había temblado con sus caricias, como se había aferrado al él mientras alcanzaba el clímax...

Pero el brillo del deseo había desaparecido de su mirada aquella mañana.

Contempló su virginal ropa blanca y su pelo, sujeto en una coleta que enfatizaba el aire de inocencia que tanto lo había intrigado siempre.

Finalmente, su consternación dio paso al enfado.

A pesar de lo mucho que pudiera disfrutar entre sus brazos, el único interés real de _____ eran los quinientos millones de dólares.

-El dinero está en tu cuenta -murmuró, jurándose que le haría pagar por cada centavo aquella noche.

______ había lamentado sus palabras en cuanto las había pronunciado. No había pretendido sonar tan mercenaria, ni enfadar a Justin. ¿Pero qué esperaba éste? ¿Qué olvidara que prácticamente la había obligado a acudir allí con él? ¿Acaso esperaba que empezara a interpretar el papel de «mujer enamorada» para él?

Sin duda, habían compartido una noche fabulosa. Y, ciertamente, Justin era un amante fabuloso. Pero no tenía intención de simular que compartían algo más.

Al mismo tiempo no quería pasar los siguientes cuatro días en un ambiente de abierta hostilidad. Debían alcanzar algún punto intermedio de entendimiento.

-Lo siento -dijo. Por la fría furia que brillaba en los ojos de Justin, supo que acababa de volver a declararle la guerra-. No pretendía disgustarte, pero no puedo fingir que la fundación no es lo más importante para mí. Eso no significa que anoche no disfrutara, o que no esté deseando que vuelva a repetirse. Incluso empiezas a gustarme... un poco -añadió cuando los expresivos ojos de Justin brillaron de satisfacción-. Cleo me ha dicho cosas tan agradables sobre ti esta mañana, que no puedo seguir pensando que eres un hombre arrogante y mimado. Al parecer tienes otras cualidades que te redimen, aunque tu modo de reaccionar a la palabra «no» no es precisamente una de ellas. ¿Cuántos hombres crees que habrían llegado a esos extremos para llevarse a una mujer a su cama?

-No a cualquier mujer -dijo Justin-. Sólo a ti, ______.

-Los halagos no van a llevarle a ningún sitio conmigo, Su Excelencia. Creo que ya te lo había dicho.

-Justin -le recordó él secamente.

-Justin -repitió ella con un suspiro-. ¿Ves a qué me refiero? Siempre tienen que ser las cosas como quieres.

-A todos nos gusta hacer las cosas a nuestro modo. A ti también, ______. Pero tal vez te sorprendería saber que en mis tratos contigo no siempre he cedido a mis deseos. Si hubiera sido totalmente egoísta, te habría tomado durante el viaje en helicóptero. No habría esperado. Y si cediera ahora mismo a mi lado oscuro, no sería este panecillo lo que estaría mordiendo. Despejaría esta mesa de un golpe, te tumbaría sobre ella y me daría un festín contigo.

Las imágenes que evocaron sus palabras hicieron que una oleada de calor recorriera el cuerpo de ______.

-Me pregunto si me dejarías hacerlo -añadió él mientras le dedicaba una mirada ardiente.

-No -fue la sorprendentemente firme respuesta de ________.

-No... -empezó Justin, pero se interrumpió y sonrió a la vez que se encogía de hombros-. ¿Lo ves? No puedo aceptar un no por respuesta. En ese caso, iremos a visitar las cuadras y luego podemos nadar un rato, si quieres. ¿Te apetecería eso?

-No puedo permitirme estar al sol mucho rato en días como este –dijo ______ a modo de excusa, aunque lo cierto era que temía no poder mantener las manos quietas teniendo a Justin semidesnudo cerca-. Podría quemarme, lo que no quedaría bien en las fotos ni en la pasarela.

-Comprendo. En ese caso utilizaremos el coche de golf para visitar la propiedad. Tiene techo. Estaba pensando en cabalgar pero, dadas las circunstancias, podemos dejar eso para otro día. Lo mismo que la natación. Después de la visita, te sugiero que te eches hasta la cena, o que tomes un largo baño. Y hablando de la cena, he decidido que hoy la tomaremos en el comedor principal. Así habrá más tiempo de que se recuperen tus zonas más... sensibles.

-Qué amable por tu parte -murmuró _____, pensando que Justin era un diablo realmente perverso-. Cleo me ha dicho que eres un hombre muy bondadoso. Me ha contado lo que hiciste por Jack.

Justin pareció avergonzado por aquella revelación, algo que conmovió a _____ más que cualquier otra cosa que pudiera haber hecho. Respetaba a la gente capaz de hacer el bien sin buscar halagos o publicidad.

-Era lo menos que podía hacer por alguien mucho más desafortunado que yo -murmuró Justin-. ¿Qué vas a hacer con los quinientos millones? Espero que no los malgastes en pagar sueldos exorbitantes a asesores financieros. Debes gastar el dinero como te parezca adecuado. Estoy seguro de que lo único que te importa son los niños. Otros podrían tener intereses más egoístas entre sus planes.

-No te preocupes. El dinero será bien gastado. No pienso caer en esa trampa. Pero sí me dejaré asesorar por algunas personas cuya perspicacia para los negocios respeto. Luego me pondré a trabajar en varios proyectos sin dilación. El tiempo es esencial en todo lo relacionado con la investigación. Me pondré a trabajar en cuanto regrese a Sidney. Afortunadamente, la semana que viene no tengo trabajo, así que podré avanzar bastante. También me gustaría...

-______ se interrumpió y sonrió-. Lo siento. Cuando empiezo a hablar de ese tema, no sé cómo parar.

-No me importa -dijo Justin-. Me encanta escuchar a una mujer apasionada.

«Vendida al Mejor Postor.»  ➸Justin Bieber ✖Finished¡Lee esta historia GRATIS!