2.-Capítulo:El gusto es mío,no mío

40 1 0

Desprendi mis labios de el y observe avergonzada a la persona que me observaba,mis mejillas se ruborizaron,tornando en ella un color rojo carmesín.

-Mamá....-dije nerviosa.

-¿Hola? ¿Qué tal.? ¿cómo te llamas?-dijo posando sus ojos en Raúl.

-Hola,encanto,yo me llamo Raúl-respondió el con una sonrisa en los labios.

-Si gustas en pasar-dijo mi madre abriendo la puerta para que pasara.

-Mamá yo voy a ver a mi hermana-dije mirándole de reojo.

-Cierto tu hermana,¿a venido hoy?-asenti con la cabeza y subi las escaleras.

Me dirigí hacía la puerta de mi habitacion,cuando escucho unos llantos proceder de esta,me adentro a prisa en mi habitación y me encuentro a mi hermana en el rincón de la habitación, llorando desconsolada, me acerco a ella y le abrazo con ternura.

- Ya bebe ya paso,Shhhh...ya paso hermanita,estas aquí conmigo-ella me miro con lágrimas en los ojos y me mostró un leve sonrisa.

-Lo siento,perdoname por a ver venido-la mire confusa.

-¿Perdón? A mi no me tienes que pedir perdón boba, yo estoy feliz de que estés aquí,te extrañe mucho y no pienso perderte de nuevo-dije abrazando la con fuerza  como si me la fueran arrebatar de los brazos.

Tocaron la puerta de mi habitación,mi hermana y yo no pusimos de pie,sonreímos y preguntamos.

-¿Quién es?

-Soy yo hijas,bajar que os estamos esperando para cenar-ella y yo nos miramos confusas ante sus palabras.

-Mamá ¿quién va a cenar con....?-dije yo curiosa,al no escuchar ninguna respuesta.

Abri la puerta para ver si mi madre seguía detras de ella,mire de reojo a mi hermana y le tome de la mano llevándole hasta el comedor, al llegar hay me encontré con el....., mi cara se puso pálida, mire a  mi madre un poco molesta pero ella no hizo caso de aquello,solo hizo una señal indicando que nos sentaramos, mi hermana y yo tomamos asiento.

-¿Raúl que haces aquí?-dije curiosa.

-Vuestra madre me invito a cenar y no puede negarme- sonrió.

-Sirvan se-dijo mi madre - coger lo que queráis.

Todo comimos hasta saciar el hambre al termina,mi hermana y yo recogimos la mesa,mi madre y Raúl se dirigieron hacia el salón,ambas terminamos de enjuagar los platos y nos unimos a ellos.

-Hay que lindo,me caes tan bien-dijo mi madre con una sonrisa en los labios.

-No señora el gusto es mío,es para mi un placer haber conocido una mujer tan bella y joven como usted- dijo dedicándole una sonrisa.

-No el gusto es mío muchacho-dijo mi madre.

-No el gusto es mío señora-ambas nos reímos y nos acercamos.

-Mamá no iras a empezar como la otra vez cuando te presente a un amigo,con lo de el gusto es mío,no mío-mi hermana me miro y se río.

-Raúl que sepas que puedes venir siempre que quieras-dijo mi madre.

-Bueno señora gracias por todo,gusto en conocerla-dijo despidiéndose.

-¿Ya te vas?tan pronto-dijo mi hermana,el asintió - gracias,por todo-dijo mostrando le una amplia sonrisa.

-Si ya me voy esque no quiero llegar tarde a casa y además mañana hay colegio.

-Bueno adiós-dije yo haciéndole un gesto de despedida con la mano.

-¿Por qué no le acompañas hasta la salida hija?-sugiere mi madre,yo decía por dentro "tierra tragame".

Me dirigí a prisa a la salida,el salió detrás mía me miró,me gire rápidamente para entrar a mi casa cuando el me toma del brazo y tira de el,toma de mi cintura y me acerca más a su cuerpo, me susurra al oído y dice:"¿en que estábamos?",se va acercando poco a poco a mis labios hasta sus labios y los míos se rozan,mi corazón late deprisa,hasta que me besa desesperadamente, mi cuerpo responde a ese beso,pero finalmente reaccionó y lo aparto de mí y le digo aturdida.-Ehh....lo siento,pero yo no soy asi,te pediría que no me vuelva a besar más Raúl-dije adentrándome de el,y dirigiendo a casa, cerrando le la puerta en las narices a Raúl.

Subo a mi habitación y me tiro en la cama,mi teléfono empieza ha vibrar,lo cojo de la mesita de noche y veo que me llama un número desconocido,tomo la llama:

-¿Quién es?

-Soy yo Raúl,Mayah perdoname por el beso.

-¿Como conseguiste mi número?no tengo nada que perdonar,no te preocupes.

-Tu madre me lo dio

-Bueno mañana hablamos,Chao Raúl.

-Okey,adiós Mayah.

Aquella llamada desveló mi sueño,así que decidí ir a la habitación que mi madre la había asignado a mi hermana,abri la puerta y la encontré en la cama dormida, me adentre en en su cama y le deposite un pequeño beso en la frente, solté mi móvil en la mesita de noche de ella y dormí en su regazo.

-Te extrañe-dije en un susurró.

++++++++++++

Escuché la alarma del móvil, me incorpore de la cama y me dirigí con el cuerpo pesado hasta el cuarto de baño,lave mi cara adormilada y me alarme al sentir el agua fría contra mi rostro, escuché una voz en mi espalda.

-¿Maniwis..?-mire extrañada al espejo.

-¿Eres tu?¿no era un sueño?-mi hermana nego con la cabeza un poco confusa.

-No, no es un sueño,venga muévete que tenemos que ir al insti- la abracé y deposite un pequeño beso en su mejilla.

-Bueno voy a mi habitación y ahora vengo-dije en un grito,corriendo hacia mi habitación.

Entre en esta y me desprendi de mi ropa,dejándola desparramadas por el suelo,tome una toalla y me adentre en el baño, una vez salí de este me peine,vestí y arregle,fui corriendo a la habitación de mi hermana, pero ella ya no se encontraba aquí,así que me dirigí deprisa a mi habitación para tomar mi mochila y viajar hasta el comedor,para desayunar,saque mi móvil de mis vaqueros y mire rápidamente el WhatsApp,le envié un mensaje a Karen y le escribi.

"-¡Buenos días Geme!

-¡Buenos días Bruja!-respondió ella

-Termino de desayunar y te recojo,tengo una sorpresa *.*  "

-¡Mamá vamos,correr!-dije en un grito.

Dos grandes extraños¡Lee esta historia GRATIS!